Diario Uno > Sociedad > aborto

Aborto legal: críticas del Arzobispado de Mendoza

El Arzobispado de Mendoza envió un comunicado con fuertes críticas al proyecto de aborto legal presentado por Alberto Fernández. Aseguran que es intimidatorio para el personal de salud

A través de un comunicado con fuertes críticas al proyecto de aborto legal enviado por el El Ejecutivo Nacional al Congreso, El Arzobispado de Mendoza hizo pública su postura.

En algunos tramos, el documento del Arzobispado de Mendoza, se refiere al proyecto como "intimidatorio" para el personal de la salud y describe como "contradictoria" la postura del gobierno de Alberto Fernández porque, luego de haberse mostrado durante toda la pandemia como "defensores de la vida de todos los argentinos", ahora envía un proyecto de interrupción del embarazo que demuestra a las claras esta contradicción.

Te puede interesar...

La Iglesia denuncia contradicciones

El comunicado del Arzobispado de Mendoza manifiesta que "A lo largo de estos meses, desde que se decretó el Aislamiento social, preventivo y obligatorio en la República Argentina, todos los ciudadanos nos dispusimos a luchar contra un nuevo virus que llegó a cada rincón del planeta. La respuesta de nuestros gobernantes, desde el inicio fue clara: debemos cuidar la vida de los argentinos. No se puede poner por encima de la vida ningún otro interés".

En los siguientes párrafos, el documento se refiere a la contradicción en la que aseguran, cae el gobierno Nacional por enviar el proyecto de aborto legal al Congreso.

"En una dinámica absolutamente contraria y contradictoria, el Poder Ejecutivo Nacional presenta en estos días un proyecto de ley que legaliza el aborto libre hasta la 14° semana de embarazo, inclusive, y luego de ese plazo en las causales de “salud” y “violación”. Mientras se habla increíblemente de ampliar derechos, se dejan afuera a quienes están en la primera etapa de su existencia, los más indefensos. Antes de cualquier consideración, incluso religiosa, todos los seres humanos debemos cuidar la vida propia y del otro, siempre".

Lenguaje intimidatorio

Asimismo, el comunicado habla de "lenguaje intimidatorio" por parte del proyecto de aborto legal hacia el personal de la salud, específicamente en los artículos en los que se refiere a la objeción de consciencia.

"El Proyecto de aborto incorpora, con un lenguaje intimidatorio para el personal de salud que tendrá a cargo estos procedimientos, la objeción de conciencia en el art. 10. Lo hace de forma completamente restrictiva y contradictoria. En efecto, se obliga a los objetores a “derivar” a la paciente para que sea atendida por otro profesional y a “adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el acceso a la práctica”. Así, el objetor es obligado en los hechos a cooperar con el aborto, lo cual constituye una violencia inaceptable contra su conciencia".

Exigencias a un sistema de salud en crisis

Por último, el documento del Arzobispado de Mendoza manifiesta otra contradicción por parte del gobierno Nacional, que va a agregar exigencias a un sistema de salud en crisis.

"En el contexto de un sistema de salud en crisis a consecuencia de la pandemia, el art. 11 del proyecto establece la obligatoriedad de que el aborto sea cubierto por el sistema de salud, ya sea público, obras sociales, empresas de medicina prepaga y otros. Así, se incluye el aborto en el Programa Médico Obligatorio con un financiamiento que surge del aporte de todos los ciudadanos argentinos, mientras nos apremian infinitas necesidades que aquejan la vida de los más pobres en cuanto a su subsistencia material, atención de salud, y derechos humanos elementales"