Árbol de Jade

3 errores que estás cometiendo con tu árbol de Jade

Si quieres que tu árbol de Jade luzca mejor que nunca y se llene de flores, intenta no cometer los siguientes 3 errores

Por UNO

El árbol de Jade es seguramente una de las plantas que menos cuidados requieren. Sin embargo se han conocido casos de personas que aseguran que su planta se pudrió o se secó.

Arbol de jade (4).jpg
Árbol de Jade.

Árbol de Jade.

3 errores que estás cometiendo con tu árbol de Jade

Exceso o insuficiente riego

Uno de los principales errores que las personas cometen al cuidar de su árbol de Jade es la falta o el exceso de riego. Esta planta requiere de un riego moderado. Si le agregas mucha agua a diario solo conseguirás que la misma se pudra, e incluso las hojas se volverán amarillas.

Si dejas de regar esta planta, o si lo haces de vez en cuando, la misma se secará y se marchitará.

Mal drenaje

El drenaje es lo que garantiza que no se estanque el agua que la planta no necesita, evitando que se dañen las raíces. El árbol de Jade necesita un sustrato muy bien drenado y aireado, así no retendrá más agua de lo necesario.

►TE PUEDE INTERESAR: Cómo cortar correctamente un árbol de Jade

arbol de jade donde bicarlo.webp
Árbol de Jade. 

Árbol de Jade.

Temperaturas elevadas

Otro de los errores que llevan a la pérdida del árbol de Jade es que la planta esté ubicada en un lugar o ambiente de temperatura elevada. La temperatura ideal y/o óptima de esta planta va entre los 13 y los 24 grados. Esto se debe a que las heladas pueden ser mortales para la planta, así como las temperaturas muy altas pueden quemarla.

Una señal de que tu árbol de Jade está sufriendo las consecuencias de las altas temperaturas es que las hojas comienzan a caerse o adquieren una consistencia gomosa.

Temas relacionados: