Sociedad
¡Nunca más un mate amargo!

10 secretos para cebar un mate perfecto

Con tres milímetros de espuma y cebado en calabaza, son algunas de las condiciones que se debe seguir para cebar un verdadero mate.

Germán Marín, quien fuera campeón de cebadores en la Fiesta Nacional de Mate de Paraná, Entre Ríos, detalló algunos secretos para cebar el verdadero mate.

 Embed      
  • Tamaño del mate

"Para empezar, el mate debe hacerse en una calabaza del tamaño de un puño", explica el campeón de cebadores.

  • Mate curado

Además que --en caso de utilizarse por primera vez- el recipiente "debe curarse, dejándolo un día entero con yerba mojada".

  • Yerba con palo

En cuanto a la calidad de la yerba mate, el campeón opinó que "debe usarse yerba con palo, porque la otra tiene demasiado polvo".

  • Sacudir la yerba

La forma de ubicar esta especie arbórea en el interior del mate es clave y debe respetar consignas precisas: "Primero hay que sacudir la yerba en el interior de la calabaza, tapando el orificio con la palma de la mano".

  • Yerba inclinada

"Luego -prosiguió el experto- ir golpeando el mate hasta que la yerba quede totalmente inclinada en su interior". Este es uno de los pasos más importantes porque en la parte con menor cantidad de yerba es donde se debe hundir la bombilla.

  • Temperatura del agua

Otra condición central es la temperatura del agua que "siempre debe estar a ochenta grados".

  • Consistencia de la espuma

Entre los secretos más preciados del buen cebador se encuentra la consistencia de la espuma: "El mate debe mantener dos o tres milímetros de espuma entera durante toda la cebada", aseguró.

  • El agua solo debe mojar la mitad del mate

A medida que se ceba el mate, el agua debe verterse sobre la bombilla, de manera que "sólo se moje la moje esa mitad del mate y el resto quede seco", resaltó el gaucho. Es tanta la importancia de este aspecto que, una vez que el mate deja de tener espuma, "el cebador puede sacar la bombilla y enterrarla en el lado seco para empezar una nueva cebada", explicó Marín.

El reglamento del concurso de cebadores de mate otorga tanta relevancia al elemento de la espuma que su artículo siete advierte que, de no mantenerse la citada espuma "el participante quedará inmediatamente eliminado".

  • No mover la bombilla

Luego, otros de los aspectos a tener en cuenta y que pena con descalificación el reglamento es mover la bombilla. "Nadie, sin excepción podrá mover o cambiar la bombilla de lugar, ni aún con la boca" ya que "el incumplimiento de este artículo se considera una "falta grave".

  • El mate debe ser amargo

Por último, y consultado al respecto, Marín fue contundente al sostener que "el mate debe ser amargo, jamás endulzarlo con nada ni usar yerbas con sabor ni agregados". En caso de considerarlo realmente ineludible "que cada uno le agregue algún yuyo o cascarita, según su gusto", propuso el campeón.