DIY
Hazlo tu mismo

Recicla las latas de conserva y conviértelas en un excelente porta espiral para mosquitos

Entre las manualidades DIY encontramos una gran opción para crear en casa un útil y práctico porta espiral

Los mosquitos siguen más presentes que nunca y ante la gran cantidad de casos que hay de dengue es importante mantenerlos lo más alejados posible. El espiral es un gran aliado, por lo que este DIYte invita a crear un práctico porta espiral para usar en tu hogar.

Entre todas las opciones de reciclaje, esta propuesta es ideal para convertir las latas de conserva en funcionales y prácticos porta espirales. Con ellos no solo podrás protegerte de los mosquitos, también son ideales para no ensuciar el piso o la superficie en donde lo ubiques con las cenizas que desprende.

De esta manera, esta idea DIY se destaca por ser una de las manualidades más simples y útiles de los últimos tiempos. Solo deberás poner en acción tus manos, juntar las latas de conserva que quieras reciclar y listo, tendrás un lindo porta espiral para alejar a los mosquitos.

►TE PUEDE INTERESAR: Recicla los frascos de mermelada con esta fabulosa idea para el hogar

DIY manualidades reciclaje.jpg
Entre las manualidades DIY encontramos una gran opción para crear en casa un útil y práctico porta espiral.

Entre las manualidades DIY encontramos una gran opción para crear en casa un útil y práctico porta espiral.

DIY: recicla las latas de conserva y conviértelas en un excelente porta espiral para mosquitos

Para convertir la lata de conserva vacía que tienes en la cocina en un práctico porta espiral, necesitarás:

  • Lata de conserva vacía
  • Porta espiral
  • Espiral
  • Pegamento
  • Pintura en aerosol

►TE PUEDE INTERESAR: Recicla las bombillas de luz sin uso que tienes en casa y conviértelos en estas 2 hermosas ideas

Paso a paso:

Toma la lata de conserva vacía y lávala bien. La misma debe tener si o si la tapa ya que esta se usará para enganchar el espiral. En este sentido, al momento de abrir la lata procura no cortar del todo la tapa y dóblala hacia arriba.

Luego con pintura en aerosol pinta la lata del color que más te guste, déjala secar y cuando esté en condiciones pega en la parte interna de la tapa de la lata la chapita, que habitualmente viene en la caja con el repelente, para poner el espiral. Así tendrás un práctico porta espiral que al momento de usar te resultará muy cómodo y limpio ya que las cenizas caerán dentro de la lata sin ensuciar nada.

Temas relacionados: