Pérdidas por U$S1.800 millones

YPF aprobó el plan para desprenderse de 55 áreas maduras y el gremio sigue en alerta

Petroleros jerárquicos consiguieron la reunión que pretendían con el CEO de YPF y frenaron las medidas de fuerza. Están en alerta por el proyecto de venta

El directorio de YPF aprobó el plan para vender campos maduros convencionales. Este viernes se reunieron los popes de la compañía petrolera y avanzaron en el proyecto que también implica realizar una evaluación de recuperabilidad del valor contable de dichos activos, evidenciando una pérdida estimada en el mismo de unos 1.800 millones de dólares.

Al mismo tiempo, el Sindicato de Personal Jerárquico, que tiene fuerte presencia mendocina, informó que se dictó la conciliación obligatoria con la empresa, se suspendieron por tanto las medidas de fuerza y se acordó una reunión con el CEO de YPF, Horacio Daniel Marín, para el miércoles 6 de marzo.

Este encuentro fue reclamado por el gremio que pretende tener especial participación en el proceso de venta de los yacimientos, dado que si los equipos quedan parados, se verían afectados unos 7.000 trabajadores.

petroleros ypf 1.jpg
Horacio Marín pasó por Mendoza por primera vez como presidente y CEO de YPF para contarle personalmente a Alfredo Cornejo el plan de desprendimiento de las zonas maduras.

Horacio Marín pasó por Mendoza por primera vez como presidente y CEO de YPF para contarle personalmente a Alfredo Cornejo el plan de desprendimiento de las zonas maduras.

El plan de YPF para desprenderse de áreas maduras

Según contaron desde la empresa, son 55 las áreas maduras que conforman el grupo de activos. El objetivo del plan de racionalización es optimizar el portafolio del upstream convencional, permitiendo a YPF continuar desarrollando áreas pero solo aquellas sean convencionales o no que aporten mayor rentabilidad.

Eso se daría según dijeron mediante una mejor alocación de sus recursos técnicos y económicos.

Los campos o yacimientos maduros son aquellos que ya pasaron su pico óptimo de producción. "Las buenas prácticas de la industria petrolera establecen que, para las compañías de escala como YPF, no resulta eficiente ni rentable producir petróleo en este tipo de yacimientos, los cuales en general son operados por operadores más pequeños que puedan dar continuidad a la actividad", explicaron desde la compañía sobre los argumentos de las posibles ventas.

Tras la reunión de directorio de este viernes se informó además que para llevar adelante este proceso se debe realizar una evaluación de recuperabilidad del valor contable de estos activos convencionales, evidenciando un indicador de deterioro del valor al 31 de diciembre del 2023 estimado en 1.800 millones de dólares.

Puestos de trabajo garantizados y alerta gremial

El Sindicato de Petroleros Jerárquicos está en alerta por la decisión de YPF de desprenderse de estas áreas. A comienzos de semana exigieron una reunión con el CEO, Horacio Marín, para seguir de cerca el proceso y alertar por el posible parate de unos 18 equipos de trabajo en Mendoza, lo que afectaría a aproximadamente 7.000 trabajadores.

Desde la empresa, aseguraron que "están garantizados los puestos de trabajo durante la transición" y confirmaron un encuentro con el secretario general Julián Matamala para la semana que viene.

"YPF colaborará de forma activa con el desarrollo local y garantizará los puestos de trabajo durante la transición, entendiendo que este proceso dinamiza la industria en su conjunto, ya que nuevas pymes locales podrán dar trabajo y desarrollo a cada región explotando áreas que de otra manera no podrían hacerlo", dijeron. "A su vez, la compañía, optimizará su inversión, pudiendo concentrarse en aquellas áreas convencionales y no convencionales que generen mayor valor para la compañía y sus accionistas y sean más acordes a su escala", agregaron en un documento.

De todas maneras, el sindicato no ha dejado de transmitir su preocupación. "Vemos desinformación y falta de planificación cuidadosa para las áreas afectadas. Queremos una comunicación abierta con las empresas participantes en las licitaciones, colaborar y asesorar en los pasos que son importantes y que puedan garantizar una transición ordenada", sostuvo Matamala.

Y enfatizó: "Al día de hoy no vamos a permitir que el personal actualmente operativo quede en stand-by con la consecuente incertidumbre que esto trae aparejado".

Quedar "stand-by" para los trabajadores, no solo de los equipos que trabajan en áreas convencionales sino también para otros sectores vinculados como obra, mantenimiento o servicios, implicaría estancarse con sueldos básicos, lo que desde el gremio consideraron un "golpe al bolsillo".

Por esa situación es que pidieron una reunión con el CEO advirtiedo sobre posibles medidas de fuerza. Sobre esto último, en asamblea se resolvió esperar con cautela; en tanto que al finalizar la misma fue dictada la conciliación obligatoria y se confirmó una reunión con las autoridades de YPF para el miércoles 6 de marzo.

Temas relacionados: