Diario Uno > Política > vacunas

Vacunas: ante la escasez evalúan retrasar 3 meses la aplicación de la segunda dosis

La titular del área de Inmunizaciones, Iris Aguilar, admitió que ante la falta de vacunas, se evalúa retrasar 3 meses la aplicación de la segunda dosis

La escasez global de vacunas contra el Covid que impacta de lleno en el país y repercute en la vacunación de las provincias, está obligando a pensar en planes alternativos hasta tanto haya una mayor disponibilidad. Uno de los planes que se evalúan, según admitió la titular del área de Inmunizaciones de Mendoza, Iris Aguilar es "retrasar 3 meses la aplicación de las segundas dosis". Esa estrategia es la que analiza por estos días la Comisión Nacional de Inmunizaciones, y de allí podría salir la recomendación al Ministerio de Salud, que encabeza Carla Vizzotti.

iris aguilar.jpg

La especialista aseguró que esa estrategia ya se aplicó en otros países como Canadá y Gran Bretaña "no es aplicar una sola dosis, sino distanciar el esquema entre la primera y la segunda dosis. Por ejemplo si el esquema de Sputnik V es de 2 dosis separadas por un intervalo mínimo de 21 días, llevarlo a uno máximo que ha demostrado eficacia, lo que se está manejando es llevarlo a 3 meses, es decir 12 semanas", explicó la médica en diálogo con el programa Medio día de Radio Nihuil.

Te puede interesar...

La funcionaria insistió con que esta posibilidad se podría adoptar, de alguna manera forzados, por la falta de vacunas que hay en el país y por la llegada a cuenta gotas que eso genera a las provincias.

"En un contexto en el que las dosis son muy acotadas, lo que analiza la Comisión de Inmunizaciones es ver si se da la recomendación de distanciar la segunda dosis, no dejar a la gente con una sola dosis, sino postergar la segunda dosis, para los tres tipos de vacunas que tenemos en el país", remarcó.

Esa comisión se reuniría este jueves y de allí podría salir el consejo de retrasar la aplicación de la segunda dosis.

Acotan la población a vacunar

Esa misma falta de disponibilidad de vacunas, también obligó a acotar la considerada "población objetivo" que por definición de las autoridades nacionales, en principio estaba integrada por los adultos mayores de 70 años, los docentes de todos los niveles y las fuerzas de seguridad.

Ahora, según contó Aguilar, tanto el grupo de docentes como el de seguridad, van a ser "estratificados según el riesgo que representen" en el esquema de vacunación en Mendoza.

"Al no tener la disponibilidad esperada de vacunas, vamos a ir estratificando por riesgo. En la planificación que se hizo en diciembre estaba claro que en la población objetivo estaban las fuerzas de seguridad. Ahora estamos centrados en vacunar a la gente de riesgo, por lo tanto se avanzará también así con el personal de Seguridad" apuntó Iris Aguilar y resaltó que entre el grupo docente, "los docentes universitarios no están incluidos en el primer grupo objetivo".

"Valorando lo crítico de la exposición y en base al riesgo de pasarla mal por la enfermedad, se vacunará a los grupos etarios mayores y cuando se abra la vacunación de mayores de 60 también se avanzará con patologías como obesidad mórbida y diabetes, por ejemplo, esas enfermedades que la pandemia nos demostró que sufrieron un alto riesgo", concluyó.

"No podemos acelerar la vacunación porque no tenemos con qué vacunar"

Ante las insistentes consultas de adultos mayores de 70 años que aún no reciben su vacuna, la funcionaria explicó que las demoras tienen que ver con la demanda por densidad poblacional: "no es lo mismo el que se inscribió en Malargüe que el que lo hizo en Guaymallén. En Malargüe ya se vacunó a todos los inscriptos, pero en Guaymallén hay tal demanda que estamos otorgando turnos a los que se inscribieron entre el 22 y el 23 de febrero por ejemplo", detalló.

También aclaró que la entrega de turnos y la colocación de la vacuna se va haciendo a la par de la disponibilidad que se tiene: "nos pueden decir porqué no ponemos más lugares para vacunar, y la respuesta es porque no hay dosis. Si mañana nos dicen que llegan un millón de dosis a Mendoza, obviamente vamos a poner más lugares y aceleraremos la vacunación, pero no podemos acelerar porque no tenemos con qué vacunar", se sinceró.