Diario Uno > Política > Compra

Un acuerdo del Gobierno nacional dificultaría la compra de vacunas de Mendoza

Santiago Cafiero, jefe de Gabinete nacional, anunció el acuerdo con un laboratorio chino para comprar vacunas. Con ellos negociaban Suarez y Rodríguez Larreta.

El acuerdo que anunció este jueves el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero sobre la posibilidad de acceder a nuevas vacunas contra el Covid, fue una noticia de doble impacto en Casa de Gobierno mendocino: una positiva y otra no tanto. Pasa que el funcionario de Alberto Fernández confirmó que se arribó a un acuerdo con el laboratorio CanSino, que es justamente con el que estaban negociando en conjunto, el gobernador Rodolfo Suarez y su par de CABA, Horacio Rodríguez Larreta.

Ambos funcionarios estaban detrás de la compra de unas 600.000 dosis que llegado el momento compartirían entre sus jurisdicciones.

"Es una buena noticia que se abra la posibilidad de una nueva vacuna, pero es claro que cuando se arriba a estos acuerdos con los Estados nacionales, lo más probable es que no avancen las negociaciones con las provincias", especularon desde el entorno gubernamental.

No lo dicen abiertamente, pero en Mendoza son bastante escépticos de que tanto esa negociación con CanSino, como otras tantas charlas que han entablado con distintos laboratorios, puedan prosperar en lo concreto y traducirse finalmente en la efectiva compra de vacunas.

La percepción mendocina no se basa también en las negociaciones para compra de vacunas que han iniciado otras provincias, como pudo ser San Juan, y que aún no se concretan.

Qué ventajas tiene la nueva vacuna

Según confirmó Cafiero, "cerramos la semana pasada con CanSino, que es otro laboratorio que también hizo el ensayo clínico aquí, en Argentina, de la fase 3 durante el año pasado", adelantó. En principio, el Gobierno podría adquirir 10 millones de dosis a ese laboratorio.

La vacuna que produce ese CanSino tiene varios beneficios: es una monodosis, de vector viral que se mantiene entre 2 y 8 grados en un refrigerador o heladera normal.

Según los ensayos de Fase III tiene una eficacia del 95,47% para la prevención de enfermedad grave 14 días después de la vacunación y 90.07 %, 28 días después de su aplicación.

Seguir leyendo