Tres hijos del senador de Mendoza Adolfo Bermejo fueron detenidos en Maipú en una juntada clandestina. Uno de los arrestados fue asesor de la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, pero no asumió en el cargo con ella, sino que ya era empleado de planta del Congreso desde antes.

Te puede interesar: Coronavirus en Mendoza: más de 20 jóvenes detenidos en una juntada clandestina en Maipú

"Como padre me siento defraudado porque ellos no sólo ponen en peligro su salud, sino la de toda la familia y el resto de las personas. Me avisaron de madrugada de la detención y pedí que la fiscal actuara como debía hacerlo y no hiciera ningún tipo de diferencia con ellos porque deben hacerse responsables de que violaron la ley", dijo, evidentemente apesadumbrado, el senador provincial Adolfo Bermejo, padre de 3 de los 21 detenidos en una fiesta clandestina en Maipú.

Según contó a Diario UNO el legislador, sus tres hijos, un joven de 20 años, su hermana de 22 y el mayor de ellos de 30, habían salido a cenar este domingo a un restorán maipucino con unos amigos. El negocio, tal y como está establecido por la cuarentena, cerró a las 23, pero los jóvenes no terminaron allí su reunión. Se trasladaron al quincho de un amigo y siguieron la fiesta hasta pasadas las 5 de la mañana.

A esa hora, vecinos de la zona habrían llamado a la policía que llegó al lugar y detuvo allí a 21 jóvenes, entre ellos los hijos de Bermejo, por violación al artículo 205 y a la prohibición de hacer reuniones sociales en domicilios, que está vigente según el decreto del gobernador Rodolfo Suarez que rige hasta este martes.

"De madrugada me llamó un funcionario del Ministerio de Seguridad contándome que los habían detenido en una fiesta clandestina y lo único que hice fue transmitirle que le pedía a la fiscal que actuara como debía con ellos.

El mismo senador lo dio a conocer en Twitter donde afirmó: "Podría mirar para otro lado, pero me siento muy avergonzado, triste y enojado por lo que 3 de mis hijos hicieron en las últimas horas. Estuvieron en una fiesta, no cumplieron con la ley y espero que la Fiscalía interviniente haga lo que tenga que hacer con ellos".

 Embed      

El enojo de Bermejo con lo que hicieron sus tres hijos fue tal que el legislador ni siquiera fue a las comisarías en que permanecen detenidos los jóvenes.

"Hace un rato vino la policía a constatar el domicilio y obviamente le dimos todos los datos, pero ellos deberán permanecer detenidos lo que corresponda, y los liberarán cuando lo tengan que hacer. Son mayores de edad y deben ser responsables e sus actos. Estoy muy mal con lo que han hecho, me siento defraudado. Yo enviudé a los 30 años con ellos tres y pude rearmar una familia en la que se les dio todo y se los educó para que fueran responsables, los amo pero es una irresponsabilidad lo que han hecho", insistió Bermejo y se aseguró de remarcar que más allá de la política, el golpe para él fue como padre.

Te puede interesar...