Finalmente el gobernador Rodolfo Suarez consiguió lo que se había propuesto a fines de septiembre: tener el Presupuesto 2021 aprobado antes de finalizar este difícil 2020.

La Cámara de Diputados destinó este miércoles dos horas de sesión para ratificar la aprobación del Presupuesto 2021 que llegó del Senado, esto es con 160 millones de dólares para obras públicas y el roll over - la posibilidad de refinanciar la deuda de la provincia- para el próximo año. En el medio, tanto el oficialismo como la oposición, más calmados y sin demasiadas chicanas, valoraron el consenso al que se llegó este martes.

Te puede interesar...

Del presupuesto original, en donde el gobernador Rodolfo Suarez pedía 350 millones de dólares para destinarlos a la obra pública, en el Senado se consensuó, a pedido del PJ sacar 100 millones de dólares de financiamiento de un fondo Saudí, que es un financiamiento que se incluyó en el presupuesto nacional.

Sin embargo, en Mendoza se quitó, pero quedó abierta la posibilidad de que se pueda analizar en detalle, y tal vez, tratarlo en una ley en sí, separada de la pauta presupuestaria.

"El diálogo estuvo siempre. Acá la prioridad fue darle al gobernador estas herramientas para impulsar el desarrollo y el trabajo, sino le íbamos a estar impidiendo la gobernabilidad en este difícil contexto de emergencia. Ahora no hay más excusas hay que ponerse a trabajar", resaltó el presidente del bloque del PJ, Germán Gómez cuando tomó la palabra.

Por su lado, el radical Jorge López, coincidió en que el consenso al que se arribó para aprobar esta versión del Presupuesto 2021 "fue un logro de la democracia", y tras remarcar que se trata del 4º presupuesto consecutivo con superávit corriente, destacó que es probable que los recursos que se habilitaron no alcancen para todo lo que se había propuesto. "Los recursos no van a ser suficientes por ejemplo para las políticas previstas contra el flagelo de la violencia de género", advirtió.