Pacto con la Nación

Suarez envió a la Legislatura el acuerdo por el Consenso Fiscal y se descuenta su aprobación

Uno de los requisitos del Consenso Fiscal que firmaron los gobernadores con el Presidente es la aprobación por parte de los parlamentos provinciales. Aún sin los votos de sus socios del PRO (que se oponen), a los radicales le dan los números

Rodolfo Suarez aprovechó el último día hábil del año, este jueves 30, para ingresar en la Legislatura el proyecto para que se le avale la firma del Consenso Fiscal. Si bien es un trámite que deberán hacer los 23 gobernadores que firmaron la propuesta del presidente Alberto Fernández, puertas adentro el gobernador y sus alfiles deberán sortear los fuertes cuestionamientos de los socios del PRO.

Pese a la premura del gobernador, la votación de ese proyecto deberá esperar a febrero próximo, cuando la mayoría de los legisladores vuelvan de sus vacaciones. Sin embargo, todo hace suponer que se votará con la actual conformación legislativa, es decir, sin la incorporación de los diputados y senadores electos este año, y aún cuando los legisladores del PRO votasen en contra, al oficialismo le darían los números para lograr la aprobación.

"En las líneas generales estamos todos de acuerdo: no se van a subir impuestos ni tasas en Mendoza. El Consenso Fiscal permite subir las alícuotas, pero en Mendoza eso no ocurrirá así es que no veo por qué no debería tener el aval de todos los que conformamos Cambia Mendoza", resaltó, como marcando la cancha a sus pares, el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, en cuya cámara ingresó aquel proyecto.

El rechazo del PRO al Consenso Fiscal

Tanto Lombardi como el resto de los legisladores radicales saben de las fuertes objeciones del PRO a la firma de Suarez al Consenso Fiscal, críticas que encarnó personalmente el diputado nacional Omar De Marchi, y que se hizo palpable también en un documento que este viernes difundió la Fundación Pensar en donde se afirma que ese acuerdo "esconde intereses distintos a los que expresa su letra", que "no son genuinos, sino peligrosos e indeseados".

https://twitter.com/omardemarchi/status/1475867413983858694

Las cuentas que hacen Suarez y los radicales

Pero aún con aquellas controversias, los alfiles del riñón de Suarez sacan cuentas y confirman que aún sin el apoyo de los legisladores del PRO tienen la cantidad de diputados y senadores para ratificar el decreto con el que Suarez adhirió al Consenso Fiscal, que requiere de mayoría simple.

En Diputados, por ejemplo, de 48 integrantes, 27 son de Cambia Mendoza, y de ellos 2 del PRO. Es decir, que aunque ellos rechacen avalar el proyecto de Suarez, el radicalismo tendrá asegurados 25 votos, la mitad más uno necesaria para tener la media sanción.

En la Cámara de Senadores el escenario es similar. Allí los senadores del frente oficialista y sus aliados son 21 (de un total de 38), de los cuales 2 pertenecen al PRO. En ese caso, si ellos no votaran a favor de la iniciativa de Suarez, y la oposición votase completa en contra, quedarían empatados en 19 votos, lo que forzaría al vicegobernador Mario Abed a desempatar esa votación, lo que terminaría avalando aquel proyecto.