El gobernador Rodolfo Suarez confirmó las nuevas restricciones que regirán en Mendoza desde este martes y ratificó que decidió cerrar los bares por 15 días al menos.

"Vemos que la circulación del virus se da más en los lugares cerrados y sobretodo en el rango etario de jóvenes", argumentó Suarez y aportó que el 50% de los contagios de la provincia se ha dado entre los jóvenes de entre 15 y 39 años.

En los gráficos que aportó el gobernador se puede ver que de los 1.516 casos de coronavirus registrados hasta este lunes, el 28% son jóvenes de entre 15 y 29 años, a cuya franja etaria la sigue quienes tienen entre 30 y 39 años, que significan un 22% de los casos confirmados.

A ellos se suman un 17% de contagios de personas cuyas edades rondan entre los 40 y 49 años y un 11% más de personas de entre 50 y 59 años.

Luego de hacer un largo repaso de cómo se fue haciendo la apertura gradual en la provincia en medio de la pandemia, Suarez advirtió una vez más que si la situación epidemiológica empeorara "no me va a temblar el pulso si tenemos que cerrar más si es necesario", apuntó.

A la hora de especificar cómo será el cierre de estos locales, Suarez aclaró que si estos bares funcionaran como café o restoranes "podrán seguir funcionando en esos rubros. Lo que estamos restringiendo es el funcionamiento nocturno de estos lugares", resaltó el mandatario.