La causa de presuntos sobreprecios que denunció el fiscal de Estado, Fernando Simón, por la compra de 10 cajas acrílicas para infectados de coronavirus que hizo el hospital Lagomaggiore, ya tiene 5 imputados, que son empleados del hospital. Según la acusación que radicó el fiscal en la Justicia las cajas que habrían costado alrededor de $8.400 se pagaron a $24.000, cada una.

El fiscal de Delitos Económicos, Hernán Ríos, fue quien avanzó en la imputación de estos 5 empleados según se confirmó este viernes. En principio, los 5 imputados habrían sido citados a prestar declaración indagatoria, pero ninguno se habría presentado, lo que motivaría otra acción judicial.

Te puede interesar: Dictarán un curso para aprender a podar y pagarán $6.000 a los participantes

Incluso, trascendió que podría haber una imputación más en las próximas horas.

Fuentes extraoficiales indicaron que la directora de ese hospital descentralizado, Roxana Cabrera, no figura entre los imputados en la causa.

La denuncia

De acuerdo a la denuncia penal que hizo la Fiscalía de Estado el 26 de mayo pasado ese centro sanitario descentralizado habría adquirido esas cajas "a $24.000 cuando el valor de mercado oscila entre los $7.000 y $9.000". De hecho el organismo de control solicitó una cotización a una empresa proveedora del rubro sanitario y las mismas fueron presupuestadas entre $6.500 y $8.400.

Desde el hospital informaron que el procedimiento de compra se realizó en dos etapas y bajo la modalidad de “contratación directa” con el marco legal que prevé el Art. 144 de la Ley 8.706 y de los Decretos 1.000/15 y 401/20.

En el informe que presentaron las autoridades del Lagomaggiore se detalla que la compra se hizo a la empresa CUYUM, pero en la constatación que hizo la Fiscalía de Estado en la Dirección de Compras y Suministros esa firma no sólo estaba inhabilitada por haberse vencido su inscripción en marzo del 2018 y "tampoco se encuentra preinscripta en el Sistema de Compras Electrónicas Comprar Mendoza, recaudo que es exigible para todos los procedimientos de contratación con llamado o publicación a partir del 1 de marzo de este año".

Pero además surgió que cuando la empresa CUYUM pidió su inscripción como proveedor, "lo hizo como empresa proveedora de agua y soda, descartables gastronómicos, artículos de librería y limpieza; no encontrándose  ningún  antecedente referido a la provisión de insumos médicos".

Temas relacionados:

Dejá tu comentario