Diario Uno Política ley de Etiquetado Frontal
En el Congreso

Sigue la polémica por el faltazo en Diputados

Luego del faltazo que impidió tratar la ley de etiquetado frontal y la jubilación anticipada de viñateros ,ahora hay negociaciones para no dilatar la aprobación

Por UNO

Tras la frustrada sesión en la que se iban a aprobar dos leyes que tienen mucha incidencia en Mendoza, como son la de Etiquetado Frontal de Alimentos y de jubilación anticipada par los viñateros, ahora sí, todo indica que en la semana que se inicia, amos proyectos serán tratados en el Congreso luego de un polémico faltazo en el que estuvieron involucrados legisladores mendocinos.

En el temario de la sesión del último martes habían tres proyectos más que importantes para Mendoza: la ley de etiquetado frontal de los alimentos, en cuyo proyecto trabajaron en conjunto los senadores mendocinos, Anabel Fernández Sagasti (FdT) y Julio Cobos (UCR), la de jubilación anticipada para viñateros y la reforma laboral para contratistas de viña.

Seguir leyendo

Sin embargo, nada de eso se debatió en el recinto por falta de quórum, que se derivó de dos razones: por un lado la mayoría de los diputados de Juntos por el Cambio no bajó al recinto argumentando que pretendían sumar temas que no estaban contemplados como la ley ovina, la emergencia educativa y la boleta única y también hubo algunos del Frente de Todos, sobre todo legisladores del Norte, que tampoco se sumaron.

Entre los ausentes los radicales mendocinos Jimena Latorre y Alfredo Cornejo señalaron que hubieran querido dar quórum, pero que no pudieron hacer a tiempo por supuestos problemas de conectividad aérea. Sí estuvieron, en cambio, Claudia Najul y Federico Zamarbide.

Ahora el oficialismo reactivó el diálogo con Juntos por el Cambio y otras bancadas minoritarias de la oposición con el objetivo de consensuar un temario para volver al recinto de la Cámara de Diputados la semana que viene con el quórum garantizado.

"Están viendo de acordar una sesión para el miércoles o jueves, y si no para la semana siguiente", revelarona la agencia Noticias Argentinas fuentes parlamentarias de Juntos por el Cambio.

El martes pasado, Juntos por el Cambio retaceó el quórum e hizo caer la sesión pese a que el grueso del interbloque estaba predispuesto a acompañar el proyecto: según alegaron, el Frente de Todos cerró unilateralmente el temario de la convocatoria a sesión sin atender ninguno de los pedidos de la oposición mayoritaria.

Argumentaron que el oficialismo se obstinó en no leer los resultados de las PASO, y que quiso llevarse puesta a la oposición con una agenda propia.

En la víspera a la sesión y en la reunión de Labor Parlamentaria, Juntos por el Cambio intentó añadir al temario el proyecto de ley de promoción ovina, sumado al compromiso para tratar en un plazo no mayor a dos semanas otras iniciativas de interés como las leyes de boleta única, derogación de la ley de alquileres y la emergencia educativa.

También exigen que se pongan en tratamiento los proyectos de ficha limpia y extinción de dominio para bienes derivados del narcotráfico y la corrupción, temas que el Frente de Todos rechaza in limine.

El oficialismo no dio el brazo a torcer en la negociación de última hora y acusó a Juntos por el Cambio de boicotear el tratamiento de proyectos que implicaban una defensa de los intereses populares como la ley de Etiquetado Frontal de Alimentos, pero también la jubilación anticipada para los trabajadores de la viña y una iniciativa de protección a personas en situación de calle.

El clima ya venía bastante caldeado ya que el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, les había echado en cara a sus pares de la UCR, Mario Negri, y del PRO, Cristian Ritondo, por no poner freno a la embestida de un sector de Cambiemos de arrebatarle a Sergio Massa la presidencia de la Cámara baja en diciembre. .

Uno de los motivos que le dio Juntos por el Cambio para exasperar a Kirchner y frustrar así un posible entendimiento fue el pedido para tratar el sistema de boleta única, instrumento que Cambiemos exige hace años.

"Resulta que son los mismos que nos pidieron no tratar cuestiones electorales en medio de la elección pero hoy caen con esto, incluso ante un resultado electoral que les fue favorable", se quejó el líder de La Cámpora en el recinto, al pronunciar el discurso de cierre de las expresiones en minoría.

Pese a los enojos, el proyecto de Etiquetado Frontal de Alimentos está cerca de perder estado parlamentario y necesita obtener sanción definitiva antes del 30 de noviembre.

En principio, Massa intentará persuadir a Juntos por el Cambio para asegurar el quórum y darle una mayor legitimidad a la convocatoria a sesión, pero si no lo logra podría avanzar en acuerdos con las bancadas minoritarias para llegar a los 129 legisladores.

En la sesión fallida hubo cinco diputados del Frente de Todos que no asistieron, cuatro de ellos sin dar mayores explicaciones.

Para dejarlos en evidencia, la vicepresidenta del bloque oficialista, Cecilia Moreau, le pidió a Massa que pase listado a viva voz, y ahí se conoció que los faltazos fueron de Alcira Figueroa de Salta (quien informó que cursaba la enfermedad de Covid 19), José Luis Martiarena de Jujuy, Juan Mosqueda de Chaco, Karim Alume de San Luis, y la santiagueña Graciela Navarro (por un supuesto problema de salud).