Cuando el macrista Omar De Marchi anunció que su precandidata a vicegobernadora era Susana Velázquez, un dato sorprendió casi tanto como que la activista social comenzara a trabajar en política partidaria: Velázquez fue la primera esposa del intendente de Las Heras, Daniel Orozco.

Sin embargo, este no es el único caso en el que exparejas se encuentran militando.

En la política local hay por lo menos, cinco casos más en los que ambos integrantes han dejado de compartir sus tiempos afectivamente, pero tienen que seguir viéndose en la función pública.

 Embed      

La vice y el senador

El año pasado, cuando asumieron los nuevos legisladores, la prensa estuvo atenta a la jura de los senadores. Esto porque a la vicegobernadora, Laura Montero, le tocó tomarle juramento a su exnovio (y también exradical) Marcelo Romano, quien actualmente milita en Protectora, el partido de José Luis Ramón.

El momento fue tenso, pero ambos lo superaron con altura. La pareja de Romano y Montero duró al menos tres años y se terminó mucho antes de que coincidieran en el Senado. 

 Embed      

La diputada y el intendente radical

El intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias y la diputada radical Ana María Andía estuvieron casados muchos años y tienen dos hijos y nietos en común.

Pero Andía e Iglesias no sólo comparten familia sino militancia política y trabajo. Radical "hasta la médula", Andía integró la lista de legisladores en el 2017 apoyada por el intendente. Se llevan bien trabajando juntos.

 Embed      

La diputada y el intendente peronista

Jorge Omar Giménez, el intendente de San Martín, y Cristina Pérez, la diputada peronista del mismo departamento, fueron pareja y tuvieron una hija, Paula. La chica falleció en el 2011, a los 21 años, víctima de un accidente de tránsito.

Cristina y Jorge Omar se divorciaron pero siguieron trabajando juntos. Ella representa a su sector en la Cámara Baja. De hecho, era uno de los nombres que sonaba para reemplazar a su ex marido cuando se promulgó el decreto para limitar la reelección de los intendentes. 

 Embed      

La precandidata a gobernadora y el diputado k

Anabel Fernández Sagasti y Lucas Ilardo se conocieron militando en política. Fueron del grupo que fundó La Cámpora en Mendoza. 

También compartieron diez años de noviazgo para finalmente casarse, en noviembre del 2016. Sin embargo, el matrimonio terminó pronto: sólo duró un año, hasta noviembre del 2017. 

No obstante nunca abandonaron el mismo espacio de militancia, ni el papel de representantes de Cristina Fernández de Kirchner en Mendoza.

 Embed      

El Fiscal de Estado y la senadora peronista

Fernando Simón fue funcionario de Celso Jaque, senador durante el gobierno de Francisco Pérez y es actualmente el fiscal de Estado de la provincia. Su ex esposa, Fernanda Lacoste, fue subsecretaria de Pérez y en el 2017 asumió como senadora en reemplazo de Mario Lingua, quien falleció víctima de cáncer. 

Tienen dos hijas, y ambos continuaron su trabajo en política. Lacoste sonó últimamente como posible compañera de fórmula de Alejandro "el Pulga" Bermejo, cuando aún era muy lejano un acuerdo entre Fernández Sagasti y el "Pulga". 

 Embed      

El intendente y la precandidata

Daniel Orozco y Susana Velázquez comparten cuatro hijos y nietos en común. Lo que no compartían, hasta el momento, era el trabajo en política. Sin embargo, a partir de que Omar De Marchi le pidió a ella que fuera su compañera de fórmula, también les toca integrar el mismo frente, pero en sectores diferentes.

Dejá tu comentario