Diario Uno > Política > desarraigo

Senadores que hagan home oficce no cobrarán el ítem desarraigo

Tras un acuerdo, la Cámara de Senadores dispondrá que quien sesione desde su casa no cobre el ítem desarraigo. Era para los que viven a más de 100 kilómetros

En el 2020, en medio de una pandemia que provocó desastres económicos y por lo tanto impactó duramente en las arcas estatales, el Estado mendocino pagó más de $1 millón a los legisladores en concepto de desarraigo, que es el ítem especial que perciben quienes viven a más de 100 kilómetros de la Legislatura. Lo inexplicable era que esos legisladores percibían el desarraigo pese a que en la mayoría de los casos sesionaron de manera virtual, sin moverse de sus casas.

Sólo por dar un ejemplo, la Cámara de Senadores realizó 42 sesiones hasta diciembre del 2020, y sólo 4 fueron presenciales.

Diario UNO publicó el 2 de enero un informe con el gasto que le significaba al Estado abonar ese ítem a los legisladores, pese a que la mayoría de los que lo percibían no habían acudido a la Casa de las Leyes, por lo que no debieron pagarse sus traslados, que es el objetivo fundamental del pago de ese ítem. En aquel momento, quienes vivían a más de 100 kilómetros percibían por mes un ítem de unos $8.400 y los que lo hacían a más de 200 kilómetros, recibían un extra de $12.000. Esos ítem representaban el 3,5% o el 5% de sus dietas y por ello aumentaban cada vez que se incrementaban los sueldos de los legisladores.

Tras la publicación y luego del aumento que recibieron esos representantes legislativos en marzo (les llegan los mismos incrementos que se les dan a los empleados estatales) desde el FIT impulsaron por segunda vez un proyecto de resolución "para ponerle fin a ese privilegio que tenían algunos legisladores", aportó el senador Lautaro Jiménez, autor de esa iniciativa.

"En Labor Parlamentaria de la semana pasada se acordó tratarlo esta semana y este lunes, fue el vicegobernador y presidente de la Cámara, Mario Abed, quien se ofreció a redactar la resolución para ponerle fin al pago de ese ítem en este momento en que los senadores sesionan desde su casa de manera virtual. Igualmente puso de condición que debía darse con el acuerdo de todos los bloques, lo que finalmente se dio, por lo que debería comunicarse en las próximas horas", adelantó Jiménez.

https://twitter.com/LautaroJimenezB/status/1394318181565673474

Por estos días, la Cámara de Senadores sesiona sólo con los presidentes de bloques presentes. El resto de los senadores se conecta de manera virtual, por lo que una vez que el vicegobernador comunique la nueva resolución se dejará de pagar en la Cámara Alta ese ítem, medida que se aplicaría con la próxima liquidación.

Si bien la medida contaría con el aval de todos los bloques con representación parlamentaria, desde el radicalismo acotaron que se dejará de pagar a los que sesionen desde sus hogares. "Si hay senadores que vienen a sesionar y se conectan desde sus oficinas en el edificio legislativo, esos seguirán percibiéndolo porque les corresponde. El vicegobernador lo puede modificar con un mecanismo interno, esto es pedirle a la secretaría legislativa que le indique quiénes estuvieron presentes y conectados desde sus oficinas y quiénes lo hicieron desde sus hogares", aclaró el senador Juan Carlos Jaliff.

Qué es el ítem de desarraigo y cómo se calcula

El desarraigo es una forma de compensación de los gastos de traslado y estadía que se les paga a los legisladores que vivan a más de 100 kilómetros de la Casa de las Leyes.

Según confirmaron desde la Cámara de Senadores, por la resolución 185/17, ese ítem supone el 3,5% de las dietas para aquellos que viven a una distancia que va de los 100 a los 200 kilómetros y del 5% de los sueldos a aquellos que viven a más de 200 kilómetros.

"Como se calcula en base a las dietas de los legisladores, que a su vez se actualizan según los aumentos que perciben los empleados estatales, calculamos que con el incremento en 3 cuotas que van a recibir este año los empleados públicos, ese ítem mensual podría llegar a fin de año a unos $16.000 o $17.000, algo totalmente injusto para gente que sesionó desde su casa", aportó Jiménez.

Seguir leyendo