Muerte de turistas venezolanos

Sagás confirmó que el grado de responsabilidad de la directora del SEC surgirá del sumario al operador

El subsecretario de Salud reconoció que "pudo haber un error humano" en el operador del Servicio de Emergencias y que la culpa, tanto de él como de su jefa se determinará tras la investigación

El 9 de enero, Valentino González Tovar (23) llamó pidiendo una ambulancia para él, su madre, Irma del Carmen Tovar Nacuare (55) y su sobrino de 6 años, quienes estaban sufriendo síntomas de intoxicación, aunque sin saber el diagnóstico en ese momento.

Ese llamado al 911 fue derivado a un operador del SEC, quien desestimó el pedido de la ambulancia e instó a los pacientes a acudir a los hospitales públicos correspondientes para la atención de los adultos y del niño. De los tres turistas, los dos mayores murieron antes de poder asistir a un nosocomio.

Al tomar conocimiento del audio del 911 y la actuación del operador, el ministerio de Salud, a instancias de la doctora Inés Valencia, decidió formalizar la denuncia, además de iniciar el procedimiento sumarial por presuntas irregularidades en el desempeño de su labor.

"El operador hizo un interrogatorio, que pudo o no haber sido insuficiente. Puede haber habido un error humano", indicó Oscar Sagás en diálogo con Diario UNO al día siguiente de presentada la denuncia. "La responsabilidad pasa por parte de la persona pero la investigación está en curso y nosotros como Gobierno queremos llegar hasta las últimas consecuencias", advirtió.

Oscar Sagas.jpg
Tanto Oscar Sagás como el fiscal de la causa señalaron que

Tanto Oscar Sagás como el fiscal de la causa señalaron que "pudo haber un error humano"

Respecto de la culpabilidad o no que podría recaer sobre la directora del SEC por la actuación del operador, Sagás relató que Valencia "actuó en consecuencia una vez que toma conocimiento de lo sucedido". "Cumplió con su responsabilidad de dar aviso pero la investigación recién empieza y ahora se tienen que incorporar o no nuevos elementos", aclaró por lo que la postura del ministerio de Salud es respetar su cargo mientras transcurre el proceso de investigación.

"Tenemos que ser respetuosos porque es un hecho delicado, en el que hubo dos muertes", dijo respecto de las pesquisas que se iniciaron tanto en sede penal como en sede administrativa.

"Nosotros realizamos la denuncia penal una vez que tomamos conocimiento de los hechos. Cuando la directora (Valencia) lee todo lo que pasó, después de la llamada, hace una explicación sobre el caso y se toma la decisión de hacer la denuncia en Delitos no especializados", explicó Sagás sobre el paso a paso.

"A posteriori se suspendió preventivamente al agente por 30 días y se inició el sumario administrativo", agregó.

"La denuncia se hace en virtud de que la directora y el ministerio de Salud interpretan que debía pasar al plano judicial, además de seguir la investigación en sede administrativa" que será llevada a cabo en la Oficina General de Sumarios del Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia.

La directora del SEC declaró ante la Justicia

Juan Ticheli, el fiscal de la causa en la que se investiga el accionar del operador del SEC, citó este viernes a Inés Valencia, directora del Servicio de Emergencias, en calidad de testigo, para aclarar la denuncia que formalizó el domingo 16 de enero a través de la plataforma online.

"La doctora aportó el manual de procedimiento que tienen los operadores del SEC que distinguen tres niveles de gravedad. Según ella, estabamos en una situación de código amarillo que habilitaba la intervención médica y que el operador realizara un interrogatorio más exhaustivo y, que si la llamada se interrumpiera, volviera a llamar, cosa que no se dio", explicó el fiscal a El Siete tras la declaración de Valencia.

"Estimo que hay una situación de error del operador, según la explicación técnica que brindó la directora del SEC", indicó Ticheli que entiende que la situación de emergencia "ameritaba un interrogatorio más exhaustivo o un rellamado a la persona y ninguna de las situaciones se presentó".

Además de la declaración de Valencia, este viernes el fiscal tomó testimonial al "profesional médico, que era el superior jerárquico del operador" y a quien debió éste consultar en caso de tener dudas.

El pedido de explicaciones de la oposición en las redes

Twitter fue el escenario perfecto para que referentes de la oposición, tanto del peronismo como del Frente de Izquierda, exigieran al Gobierno de Mendoza responsables políticos por la negligencia operada en el caso de la muerte de los turistas venezolanos, quienes llamaron al 911 al sentir un malestar y no fueron debidamente asistidos.

"Otra vez la negligencia del gobierno de Suarez se llevó vidas. Como sucedió con Florencia Romano", recordó el senador provincial del PJ Lucas Ilardo. "Esta vez el ministerio de Salud y el servicio coordinado (SEC). Seguramente nadie dará explicaciones y no habrá responsables políticos", agregó y cerró: "Solo en Mendoza".

Su colega del FIT Lautaro Jiménez se sumó a las críticas hacia las autoridades gubernamentales. "Oscar Sagás, sobre el terrible caso 911/SEC. Busca un encubrimiento político: cortar el hilo llevando al ámbito penal al operador; y tapar la deshumanización, la soberbia, el maltrato y el abandono recurrente del sistema de atención".