Muertes en el Hotel Reina Victoria

El Gobierno denunció penalmente al operador que no envió la ambulancia a los turistas venezolanos

Además de iniciar un sumario administrativo, el Ministerio de Salud de la provincia denunció penalmente al operador, por presuntas irregularidades en el desempeño de su labor

El Gobierno de la provincia denunció penalmente al operador del SEC que no atendió el pedido de auxilio de uno de los turistas venezolanos que murió el 9 de enero en Mendoza. Valentino González Tovar (23) llamó pidiendo auxilio para él, su madre, Irma del Carmen Tovar Nacuare (55) y su sobrino de 6 años. Los tres estaban sufriendo los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono. Este pedido fue desestimado por el operador, al que el Gobierno no solo suspendió e inició un sumario administrativo, sino que denunció penalmente por presuntas irregularidades en el desempeño de su labor.

Embed
[12:18, 21/1/2022] Sara González: turistas-venezolanos-n991969[13:14, 21/1/2022] Mati Barandica:

El comunicado oficial sobre la denuncia penal al operador del SEC

La comunicación oficial realizada por el Ejecutivo, indica que en el momento de conocer los hechos, desde el SEC se pudo determinar que la llamada había sido derivada a un operador. Ante este hecho, se realizó inmediatamente denuncia penal. Además, se inició sumario administrativo y se suspendió preventivamente al operador.

El procedimiento se remitió a la Oficina General de Sumarios del Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia, desde donde se llevará adelante el sumario. La denuncia penal ya está siendo investigada por la Justicia.

El caso recuerda el accionar de la operadora del CEO en el caso Florencia Romano, la joven que fue víctima de femicidio en diciembre del 2020. En aquella ocasión la que no dio respuesta al pedido de auxilio fue la mujer policía que atendió la llamada. Esta vez, la responsabilidad recae en el operador del SEC.

La diferencia es que en el caso de Florencia Romano, quien realizó el llamado fue un vecino que se encontraba muy nervioso, motivo por el que la operadora decide no seguir atendiéndolo.

Esta vez, en el audio se escucha a Valentino González Tovar pedir amablemente la ambulancia, explicar los síntomas no solo a la operadora del CEO sino también al profesional del SEC. Además, detrás se sienten las quejas de su madre y el llanto de su sobrinito.

Pese a todas estas circunstancias, el hombre que atendía en ese momento las llamadas, decidió no asistirlo enviando una ambulancia. En lugar de eso, decidió explicarle que fuera por su propia cuenta a buscar ayuda.

Es imposible saber si la ambulancia hubiera llegado a tiempo o no, lo cierto es que nunca fue enviada y luego se encontró muertos a Valentino y a Irma del Carmen en la habitación del hotel, mientras que al niño se lo alcanzó a llevar al hospital para su atención.