En casa de Gobierno

Rodolfo Suarez convocó a los siete intendentes del Gran Mendoza para discutir el nuevo plan hídrico

Este martes comenzaron a invitar formalmente a los jefes comunales. El encuentro será en Casa de Gobierno y se expondrá la estrategia. La planta potabilizadora está planeada para beneficiar a más de 620 mil habitantes, pero la provincia deberá conseguir 130 millones de dólares para ejecutarla

El gobernador Rodolfo Suarez convocó a los siete intendentes del Gran Mendoza a una reunión en Casa de Gobierno este miércoles. La intención es comenzar a discutir juntos el plan hídrico que el mandatario presentó a principios de esta semana. El proyecto prevé varias obras de infraestructura para que el agua llegue a un mayor número de personas en los próximos años, y sobre todo para que se puedan resolver los graves conflictos de escasez que ya se vienen registrando, y que asoman para el futuro producto de la crisis del recursos.

Será a las 12 del mediodía, según contaron desde algunos departamentos. Durante las mañana de este martes continuaron haciendo las invitaciones en cada una de las comunas. Sin embargo, el llamado ya había trascendido cuando se presentó el Presupuesto 2023, y la planta potabilizadora tomó allí un lugar central, ya que será la más cara de todas las iniciativas que pedirán financiación externa en el año que comienza.

La expectativa está puesta en lo que plantearán esos jefes comunales, que tienen realidades distintas entre sí en cada uno de sus territorios y hasta procedimientos diferentes: Luján y Maipú, por ejemplo, son los que manejan sus propios pozos y se nutren de esa extracción.

Aysam 2
Mendoza tendría una nueva planta potabilizadora a partir del Plan de Optimización y Expansión de la Provisión de Agua Potable.

Mendoza tendría una nueva planta potabilizadora a partir del Plan de Optimización y Expansión de la Provisión de Agua Potable.

La planta purificadora está planeada para la zona de Álvarez Condarco, como ya se ha dicho, y la gran novedad de las últimas horas es que, a través de ella, planifican mejorar el acceso al servicio a unas 620 mil personas -aunque algunos de los más optimistas en el Gobierno hablan de 700 mil-. Este número implica casi el 60% de los habitantes del Gran Mendoza, y lo fundamental es que el objetivo está puesto en las barriadas que más sufren la escasez, sobre todo en los veranos.

"La producción que se pretende serviría para poder apagar pozos, además. Que podamos llegar por vía superficie a los puntos más alejados de cada municipio; como el oeste de Luján, por ejemplo, sin tener que acudir a esas perforaciones", respondió a UNO el titular de Aysam Alejandro Gallego. Según lo estipulado, se trata de más de 120 kilómetros nuevos para la red de acueductos que riega a la provincia.

► TE PUEDE INTERESAR: Presupuesto 2023: el PJ criticó el retraso en la ejecución de obras

Todavía falta el inversor

La provincia aún no cuenta con el organismo que esté dispuesto a poner el dinero necesario para poder llevarla a cabo. De hecho, el propio Gobierno confió que los objetivos del plan dependerán de los montos que se consigan y que podrían readecuarse algunas metas. En principio, el mandatario dijo que se necesitan 200 millones de dólares, aunque más tarde se aclaró que irían a buscar 130 millones frene a distintas entidades, ya que la provincia cuenta con un remanente de financiaciones anteriores para proyectos parecidos (en concreto, de U$S 30 millones de la ley 8270 del 2013) .

"El ente que pueda aportar el dinero se conocerá en los próximos meses. Recuerden que esta estrategia es a dos o tres años, de ninguna manera es inmediata", aportó Gallego. Una de las puertas a las que irá a tocar el gabinete de Suarez es la del BID, que ya financia varias iniciativas locales. Otra vía podría ser a través del Enhosa (Ente Nacional de Obras Hídricas y de Saneamiento); aunque no hay registro de créditos tan amplios de ese organismo para la provincia.

Víctro Fayad y Rodolfo Suarez.jpg
La obra requiere de casi 200 millones de dólares de financiación.

La obra requiere de casi 200 millones de dólares de financiación.

Lo máximo que ha otorgado han sido 50 millones de dólares, y fue con ellos que el Gobierno anterior pudo licitar la planta de Paramillos, entre otras ampliaciones de la red hídrica. Los tiempos son uno más de los elementos que se discutirían en la reunión de este miércoles con los intendentes. La intención del Gobierno es comenzarlo durante los últimos meses de la gestión Suarez, pero con perspectivas a que esté listo recién en 2025.

El proyecto, cuyo nombre formal en la pauta de gastos es "Plan Director de Optimización y Expansión de la Provisión de Agua Potable de Mendoza", también se articula con la llegada de más micro y macro medidores de consumo. Actualmente hay licitados 20 mil, pero Aysam ya confirmó la llegada de 150 mil más, que vendrían mayormente desde China, y que se implementarán durante el próximo lustro.

► TE PUEDE INTERESAR: AYSAM tiene todo listo para colocar este mes los primeros 500 medidores de agua en Mendoza

Temas relacionados: