Diario Uno Política Pistolas Taser
Seguridad

Qué pasó con las pistolas Taser que tenía Mendoza

Mendoza contaba con 19 pistolas Taser pero en 2019 se decidió entregarlas al Gobierno nacional para que efectivos de otras provincias fueran capacitados

El asesinato de un policía en la Ciudad de Buenos Aires esta semana puso nuevamente en debate el uso de las pistolas Taser por parte de las fuerzas policías para incapacitar a posibles agresores sin la utilización de armas de fuego. Mendoza contaba con este tipo de tecnología pero nunca se utilizaron. La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, aprobó hace días su uso para un grupo reducido de la Policía Federal en situaciones especiales, como un secuestro, y el diputado nacional Luis Petri (UCR) reclamó que todas las fuerzas de seguridad puedan emplearla para la lucha contra el delito.

En 2007, el entonces ministro de Seguridad de Julio Cobos, Miguel Bondino, adquirió 10 carabinas lanza municiones de pimienta o pintura y 19 pistolas eléctricas Taser x26.

Seguir leyendo

En ese momento, la compra tuvo un costo de $151.000, con un dólar que tenía un valor de $3,10. Quien se desempañaba como subsecretario de Seguridad era el actual ministro del área, Raúl Levrino, y apoyó la inversión.

Pero, meses más tarde, la ONU realizó una advertencia sobre las secuelas que podría provocar la utilización de este equipamiento y se decidió no usarlas en Mendoza.

Doce años más tarde, Gianni Venier decidió desempolvarlas y ponerlas a disposición del Gobierno nacional. Aprovechando la visita de la ex ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, ambos funcionarios firmaron un convenio a través del cual Mendoza ponía a disposición de las autoridades nacionales 15 armas eléctricas.

La idea era que fueran utilizadas para capacitar a efectivos de otras provincias. Las cuatro que quedaron en el territorio provincial están en manos de los grupos especiales, sin embargo, desde la cartera de Seguridad indicaron que este tipo de equipamiento no se utilizan.

Temas relacionados: