Diario Uno > Política > Ex Cose

Polémica en el COSE por "vacunación VIP"

Operadores del centro de detención de menores -ex COSE- denunciaron este lunes una supuesta vacunación VIP, la que fue confirmada por el director Arturo Piracés

Cerca del mediodía de este lunes, hubo mucha preocupación por la asamblea realizada por los operadores del centro de detención de menores, ex COSE, en Godoy Cruz, desde donde se hizo una grave denuncia respecto a una vacunación VIP de autoridades de la Dirección de Responsabilidad Penal Juvenil (DRPJ). Los trabajadores que están nucleados en el Sindicato de Trabajadores del Estado Autoconvocados (SITEA) denunciaron que se ha vacunado en esa entidad a entre 12 y 16 directivos. El director de la repartición, Arturo Piracés reconoció que era cierto, que aún no se vacuna a quienes están en contacto con los jóvenes, y que se había "colado algún encargado del sector".

Los operadores del Régimen Penal Juvenil (RPJ) realizaron una asamblea autoconvocada en dependencias del ex Cose (Río Juramento entre Montes de Oca y Corredor del Oeste), donde denunciaron principalmente la vacunación contra el Covid-19 de entre 12 y 16 directivos del organismo. El reclamo apunta a que aún no se ha iniciado la vacunación de los cerca de 300 operadores del del sistema.

Te puede interesar...

Piracés indicó que hubo un remanente de dosis en el vacunatorio de Estación Benegas (Godoy Cruz), y que “llamaron de sorpresa y el director médico empezó a mandar gente que está en contacto con chicos en la Unidad de Medidas Alternativas (UMA). Allí se ha colado algún encargado de sector”.

Estos operadores de la DRPJ resguardan a unos 730 jóvenes y adolescentes en situación de custodia por disposición judicial, de los cuales entre 670 y 680 revistan en la modalidad de libertad asistida por la comisión de "delitos menores" mientras entre 50 y 60 permanecen privados de su libertad por homicidio, asalto a mano armada o violación. El trabajo de los operadores los lleva a trasladarse mayormente al territorio para la realización de las tareas de asistencia y control de concurrencia a las escuelas, trabajos o talleres de capacitación de los jóvenes y adolescentes con libertad asistida.

Los motivos de la protesta

El secretario adjunto de SITEA, Julio Bellido, realizó declaraciones a la prensa, explicó que la denuncia de la vacunación VIP era una de los tres principales puntos de queja de los trabajadores, ya que hay reclamos por el cambio de horarios realizado durante la declaración de la pandemia, y actualmente se encuentran por turnos menos operadores para atender la misma cantidad de internos. Dentro del sistema de trabajo de 15x15 -trabajan 15 y descansan 15 días, también reclaman un intento de cambio en el régimen de vacaciones, donde la dirigencia pretende que se tome a los 15 días de descanso como parte de la licencia anual. Argumentan que dentro de esos 15 días de descanso se mantiene una especie de "guardia pasiva", donde pueden ser convocados cuando haga falta.

"El tercer punto de reclamo es el más importante y motivó la medida que se tomó (asamblea), es por unos vacunados contra el Covid-19. Para el viernes se habían comprometido los directivos con tener un listado de a quienes se iba a vacunar, y ese mismo día se entera que hubo unos vacunados y que eran parte de los directivos de la DRPJ", explicó el dirigente sindical, que agregó para finalizar: "Hubo un remanente de 16 vacunas y se vacunaron entre ellos”.