Diario Uno > Política > Formosa

Piden que los legisladores nacionales por Mendoza condenen la situación de Formosa

La diputada Ana María Andía (UCR) pide que todo el arco político de Mendoza, con representación en el Congreso Nacional, se exprese públicamente para repudiar "el abuso de poder del Gobierno de Formosa"

Mediante un proyecto de Declaración, la diputada Ana María Andía (UCR) pide que todo el arco político de Mendoza, con representación en el Congreso Nacional, se exprese públicamente para repudiar “el abuso de poder del Gobierno de Formosa, al ejercer detención y retención forzada e indebida de personas en centros de aislamiento, y reprimir en forma violenta las manifestaciones de la ciudadanía”.

La iniciativa fue presentada hace una semana y señala en la fundamentación, que “la declaración de la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 significó un mayor protagonismo del Estado en varios aspectos de la vida cotidiana, en especial en el campo de la salud, la economía y la seguridad”. Sin embargo, desde el comienzo de la pandemia, “en Formosa se han producido un sinnúmero de violaciones a los derechos humanos. Se han atropellado derechos constitucionales y libertades básicas con cruel impunidad. El gobernador Gildo Insfrán cerró las fronteras de la provincia, violando el derecho a la libertad de circulación. Cientos de formoseños y formoseñas quedaron fuera de sus hogares durante meses”, quienes “pudieron regresar recién luego de la intervención de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. También se han instaurado fronteras internas”.

Es tal la situación, que “en Formosa los centros de aislamiento han sido objeto de denuncias por privación ilegítima de la libertad y por las pésimas condiciones sanitarias que no permiten prevenir los contagios, al alojar en un mismo espacio a personas con hisopados, tanto positivos como negativos, y otras que esperan durante semanas sus resultados. También se hacinan bajo este régimen cuasi carcelario quienes deben realizar aislamiento preventivo”, dice Andía.

Por otra parte, el 4 de marzo la administración de Insfrán decidió regresar a la Fase 1 del aislamiento social, preventivo y obligatorio, luego de haberse diagnosticado diecisiete casos positivos de Covid-19 en la ciudad capital.

“Cientos de ciudadanos se manifestaron frente a la Gobernación de Formosa reclamando su derecho a circular, estudiar y trabajar. La represión policial -balas de goma, gases lacrimógenos y golpes mediante- terminó con decenas de heridos y un centenar de personas detenidas, incluidos trece menores de edad”, expresa la diputada radical.

Diversos organismos de derechos humanos, entre ellos la ONU, Human Rights Watch y Amnistía Internacional, así como varios partidos políticos, han expresado su repudio y preocupación ante estos violentos acontecimientos. “Por el contrario, el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, emitió un ambiguo comunicado en el que repudia los hechos mencionados, pero al mismo tiempo alega el “uso de violencia desmedida por parte de los manifestantes” y un supuesto “uso político” de los acontecimientos.”

Ante estos hechos, “la voz de las instituciones de la República debe ser unívoca. Debe repudiarse todo avasallamiento a los pilares constitucionales y derechos reconocidos, especialmente cuando su violación es perpetrada por el mismo Estado. La vulneración de derechos políticos en democracia atenta directamente contra la representación de la ciudadanía. El artículo 37 de la Constitución Nacional es explícito: “Esta Constitución garantiza el pleno ejercicio de los derechos políticos, con arreglo al principio de la soberanía popular y de las leyes que se dicten en consecuencia”, y, en ese sentido, “debido a que uno de nuestros deberes como legisladores es procurar el resguardo del ejercicio de los derechos fundamentales, es que solicito” esta expresión pública de repudio de todos los legisladores nacionales por Mendoza.