Acuerdo con el FMI

Patricia Bullrich llegó a Mendoza y mostró reparos a la aprobación del acuerdo con el FMI

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, participó del Desayuno Real en la bodega Los Toneles y planteó que el Gobierno nacional debería separar el acuerdo con el FMI del crédito por el financiamiento

La dirigente resalta en la arena política nacional como una de las "presidenciables" y luego de que el presidente Alberto Fernández se quejara de las deudas tomadas por su antecesor Mauricio Macri en la apertura del Congreso, es de las que agita un endurecimiento de la postura de su partido ante la aprobación del acuerdo con el FMI.

La exfuncionaria, que conforma la mesa chica de Juntos por el Cambio, cuestionó que el Gobierno nacional lleve al Congreso "un enlatado en donde viene el acuerdo con el FMI y el crédito que necesita el país".

El acuerdo según lo que sabemos no tiene ningún cambio sustancial a las políticas del kirchnerismo, esto es control de precios, cierre de exportaciones e importaciones. Sí estamos dispuestos a renovar el crédito que tomó nuestro mismo gobierno, pero si el acuerdo viene así, nosotros vamos a plantear separar las aguas, porque el acuerdo es una responsabilidad y una decisión política del Gobierno", remarcó adelantando en parte cómo podrían votar los legisladores de su espacio político.

De eso se desprende que la postura del PRO podría ser no votar el programa de Gobierno y sí aceptar el pedido del Ejecutivo acotado puntualmente a la autorización de la toma de deuda.

Bullrich puso ese endeudamiento en números y resaltó: "Nosotros estamos renovando U$S45.000 millones, de acuerdo a la forma en la que se ha ido acrecentando la deuda, sobre todo en pesos con tasas muy altas, para el 2024 tendríamos vencimientos de U$S120.000 millones, es decir de una cifra aproximada del 10% del PBI, al 16% del PBI. Es decir que están tirando todo para el próximo gobierno y eso es lo que no queremos avalar".

Patricia Bullrich no irá al convite radical

Patricia Bullrich con Rodolfo Suarez.jpg

Pese a que se mostró agradecida de la invitación de los radicales mendocinos a la cumbre que se hará en la noche de este jueves en San Rafael, en donde se elegirán a las autoridades departamentales de la UCR, la titular del PRO no acudirá al convite radical. Sólo se hizo un lugar en su agenda para ir al Desayuno Real y para reunirse con sus legisladores nacionales por Mendoza, los provinciales y referentes partidarios.

De hecho, apenas puso un pie en la bodega Los Toneles, se abrazó con su alfil en Mendoza, el diputado nacional Omar De Marchi, que ya comenzó a agitar su nueva candidatura para llegar a la gobernación.

En aquella reunión la líder del PRO bajará línea a sus legisladores sobre la postura partidaria que tendrán desde que arranque el tratamiento en comisiones del controversial acuerdo.