Diario Uno Política Enrique Vaquié
Presentación oficial del proyecto

Para Enrique Vaquié, la nueva ley de hidrocarburos no beneficiará a Mendoza

"Esto perjudica a Mendoza porque es una provincia que no se dedica a exportar petróleo y gas", dijo el ministro de Economía, Enrique Vaquié

Por UNO

Pese a las reiteradas notas y pedidos de Mendoza para conocer, estudiar y participar del proyecto de Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas de la Nación, el presidente Alberto Fernández lo presentó este miércoles junto con el ministro de Economía, Martín Guzmán, sin intervención ni participación de las provincias agrupadas en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi). Así lo destacó el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, quien aseguró que no beneficia a la provincia.

Seguir leyendo

El proyecto se trabaja desde hace meses pero el ministro Vaquié lo recibió recién el martes, informaron desde prensa. “Es complejo, tiene más de 100 artículos, crea tres regímenes distintos, dos programas, dos fondos, un fidecomiso, una comisión y un consejo”, afirmó.

https://twitter.com/evaquie/status/1438188296044261378

“Si no me equivoco, es el séptimo programa de incentivo a la inversión hidrocarburos en los últimos ocho años y sigue sin resolver el problema de fondo de todo esto, que es la estabilidad, las condiciones macroeconómicas y la previsibilidad del país”, resaltó el funcionario.

“Me preocupa mucho que el Gobierno nacional haya dejado en claro que el objetivo central es obtener divisas. Esto perjudica a Mendoza, porque es una provincia que no se dedica a exportar petróleo y gas”, explicó.

“Vamos a quedar relegados en el contexto general”, anticipó, aunque dijo que lo que presentaron Fernández, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el secretario de Energía, Darío Martínez, es tan complicado que debe ser estudiado punto por punto para defender las economías regionales.

Enrique Vaquie.jpg

“El segundo punto que me preocupa es que hay avances en la autoridad de aplicación del Gobierno nacional por sobre las provincias”, agregó. “Estos son avances sobre las decisiones provinciales. Hay artículos muy complejos, como, por ejemplo, si hay dos áreas, una de explotación de petróleo y otra de exploración se pueden fusionar sin que la provincia, dueña de la cuenca, participe”, amplió el ministro mendocino.

Eso favorecerá claramente a las empresas petroleras grandes en contra de las pymes del sector. Puede ser bueno en cuanto a las inversiones que se podrán realizar en la refinería de Luján, porque el interesado es YPF, pero para el resto de Mendoza no sirve”, concluyó.

Los reiterados pedidos de Mendoza y el ejemplo de Mendoza Activa

Mendoza, junto con las provincias de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos, vienen solicitando desde marzo y en repetidas reuniones tener participación en el proyecto que se estaba gestando, que ahora ingresa al Congreso de la Nación.

En la primera reunión, en marzo 2021, Mendoza hizo un pedido claro: “Las provincias manifestamos la necesidad de ser incorporadas de forma temprana en la discusión de las iniciativas. Hoy se habla de una ley de promoción de la producción hidrocarburífera y queremos que se incorpore no solo la visión del Gobierno nacional sino una visión federal. No puede ser que discusiones sobre de eventos coyunturales como las variaciones del tipo de cambio o el precio del barril se lleven adelante solo entre las operadoras petroleras y el Gobierno nacional”.

A lo largo del año y en reiteradas oportunidades se volvió a solicitar una mirada federal sobre el proyecto que se estaba gestando: el último pedido de Mendoza con el resto de las provincias se realizó a finales de agosto y el Gobierno de Mendoza incluso ofreció aportar experiencias, como la de Mendoza Activa Hidrocarburos.

Gracias a este programa, la provincia movilizó en ocho meses más de $6.000 millones en inversiones locales, generando empleo mendocino y poniendo especial énfasis en la reactivación de los actores pequeños de un sector que representa casi un cuarto del Producto Bruto Geográfico de la economía local, entre perforaciones, explotaciones, exploraciones y servicios anexos.