Diario Uno Política Congreso
Escándalos por Zoom

Papelones en el Congreso durante las sesiones virtuales

El escándalo del diputado Ameri durante las sesiones virtuales del Congreso es el último de una lamentable serie protagonizada por diputados y senadores

Por UNO

El Congreso de la Nación ha sido protagonista de importantes sucesos en la historia Argentina desde1864 cuando el entonces presidente Bartolomé Mitre dio inicio a las primeras sesiones. Lamentablemente, también ha tenido momentos bochornosos y hasta desopilantes. El escándalo más reciente fue el del ahora ex diputado salteño Juan Ameri pero lo precedieron varios más.

La pandemia y sus vicisitudes provocaron que el home office -o teletrabajo- se haya terminado de instalar en Argentina, sobre todo en aquellos empleos de perfil administrativo o "de oficina". Con sus puntos a favor y en contra, algunos trabajadores encuentran satisfactorio realizar sus tareas desde la comodidad de su casa y en pantuflas. Claro que el promedio de los empleados no recibe un sueldo por encima de los $200.000 ni tiene en sus manos la posibilidad de cambiar la vida de millones de personas a partir de una ley.

Otro punto bastante importante, es la amplia distancia que existe entre un look informal y ponerse mimoso con su pareja frente a una cámara prendida en horas laborales. Como lo que le ocurrió a Ameri, quien debió renunciar a su banca luego de besar los pechos de su novia mientras el diputado Carlos Heller exponía su postura sobre el proyecto que planteaba un plazo de 8 meses para negociar los préstamos entre las provincias y ANSES.

Pero lejos, de tratarse de un hecho aislado, las sesiones virtuales ya han dejado bastante tela para cortar.

Dos días antes del capítulo escandaloso del salteño, el ministro de Economía, Martín Guzmán, brindó detalles sobre el Presupuesto a la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Cuando se dio inicio a la transmisión, se pudo ver que el diputado Luciano Laspina había decidido hacer un cambio de ropa y apareció con su torso desnudo.

https://twitter.com/rialjorge/status/1308516346108538880

Sin salirnos de septiembre, durante la extensa sesión en la que se buscaba establecer si se mantendría el protocolo virtual en el Congreso, pasadas las 20 el diputado Leopoldo Moreau prefirió recostarse en su sillón para seguir el debate. Con sus brazos cruzados y su cabeza para atrás, el diputado estaba claramente dormido pero luego lo negó. Durante esta misma jornada, otro legislador utilizó su cámara para poner fotos de gorilas mientras hablaban sus pares del oficialismo.

leopoldo-moreau.jpg

La mayoría de estas conductas son percibidas y viralizadas por las redes sociales donde la cosa ya se vuelve imparable. Pero algunos también quedaron muy expuestos ante sus compañeros durante los debates que se daban en el Congreso.

Así fue el caso de Luis Juez que, mientras se discutía la ampliación del Presupuesto, se encontraba realizando entrevistas con diferentes medios de comunicación. El problema surgió cuando desde la presidencia de la Cámara, Sergio Massa le otorgó la palabra y abrió su micrófono. "Yo tendría que haberme desconectado, pero no lo hice porque no se, me olvidé", reconoció después Juez.

Los micrófonos encendidos también le jugaron una mala pasada al senador Oscar Castillo, en la sesión en donde se debatía la creación de una comisión bicameral investigadora sobre el préstamo del Banco Nación a Vicentin. Castillo estaba planteando su postura y se le avisó que se quedaba sin tiempo. Tras finalizar su intervención, se lo escuchó decir, en segundo plano: "¡Al final me cagó lo mismo, viste!".

https://twitter.com/mvzqz/status/1296194159058079744

Otro que quedó en el centro de la polémica fue Esteban Bullrich, durante un encuentro de la Comisión de Asuntos Constitucionales. Durante un tiempo, se vio la imagen del legislador inmutable. Luego, cuando se le otorgó la palabra se pudo observar cómo su figura se posicionaba por encima de la que había. Primero, el legislador esbozó una disculpa indicando que le había querido enseñar esta estrategia a su hijo, luego dijo que lamentaba no haber prestado atención en la sesión.

Temas relacionados: