Análisis y opinión

Ni todxs, ni chiques, ni todes: primeras reacciones ante las "distorsiones" del lenguaje inclusivo en las escuelas

El Gobierno porteño le ha puesto freno a varias formas del "lenguaje inclusivo" al considerar que traba el aprendizaje de la lectoescritura

La ministra del área en CABA, Soledad Acuña, precisó que "no se está prohibiendo el lenguaje inclusivo, sino que se busca fomentar otras formas de usarlo sin distorsionar la lengua española". En Mendoza hubo voces que señalaron que "complica el aprendizaje".

La resolución del gobierno autónomo porteño establece que las actividades de enseñanza y las comunicaciones institucionales en escuelas y colegios de su ámbito se deberán realizar de conformidad con las reglas, los lineamientos y normas gramaticales del idioma español.

La noticia ha tenido fuerte eco porque se ha leído como una decisión que le pone freno al avance de un lenguaje que se basa en una ideología forzada y no en la naturalidad del hablante.

TE PUEDE INTERESAR: En la UCR de Mendoza un pelotón de varones se alista para el Barrio Cívico, pero no aparecen mujeres

Poner claridad

La norma toma como argumento los magros resultados que mostraron las pruebas tomadas en el 2021 en las que se midió el rendimiento de los alumnos en Lengua y Comprensión Lectora en la Ciudad de Buenos Aires. Allí se detectó una fuerte caída si se los compara con las pruebas similares efectuadas en 2019.

El gobierno autónomo de CABA ha aclarado que la medida no apunta a que quienes estén frente al aula dejen de usar esas palabras en su vida cotidiana, ni es una prohibición para los alumnos, sino que se refiere a la comunicación formal que el cuerpo docente tiene que dar al alumnado en la escuela y que debe respetar las normas que regulan nuestro idioma.

Por ejemplo, en algunos colegios hay maestras que usan lenguaje inclusivo en la cartelería utilizada en las aulas como apoyo alfabetizador para afianzar la lectoescritura. La idea ahora -dicen- es que toda la comunidad educativa tenga bien en claro lo que se puede hacer y lo que no está permitido dentro del aula

La disposición aprueba, sin embargo, otros aspectos del lenguaje inclusivo, como el uso no sexista del habla, para lo cual ha elaborado guías prácticas y recomendaciones con las que -entiende- no se deforman la lengua ni se ponen trabas al aprendizaje de la lectura y la escritura. La lengua española brinda numerosas y generosas opciones para evitar dichas distorsiones.

soledad acuña2.jpg
Soledad Acuña, ministra de Educación de Rodríguez Larreta. Otra vez ha generado una interesante polémica.

Soledad Acuña, ministra de Educación de Rodríguez Larreta. Otra vez ha generado una interesante polémica.

El mambo

De lo que se habla es de niñas y niños que están aprendiendo a leer y que arrastran dificultades para escribir con fluidez y para entender realmente lo que escriben. Si encima no hay claridad con las reglas y se les dan textos que presentan nuevos obstáculos, el mambo que se les genera es total. ¿Cómo van a leer a esa edad textos que tienen palabras como todxs o tod@s?.

El niño (en realidad, cualquier persona) tiene que aprender primero las reglas para después alzarse contra ellas, si quiere. De chico Charly García tocaba fluidamente a Mozart. Por eso después pudo hacer lo que hizo con el rock. También por eso León Gieco dice en una de sus canciones que la mayoría de los artistas de rock argentinos "somos los Salieri de Charly".

La posición del gobierno de Larreta es que la docencia tiene la obligación de enseñar el lenguaje aprobado que todos conocemos y seguimos, pero para eso se debe ordenar el uso del lenguaje dentro de la escuela.

Lengua limpia

El reconocido escritor y académico de la RAE Arturo Pérez Reverte, alguien a quien no podemos acusar de ser envarado ha dicho que " el lenguaje debe cambiar y, de hecho, cambia. Lo que no se puede hacer es violentar el lenguaje y cambiarlo por decreto. La lengua con la que trabajamos debe ser limpia, práctica y eficaz".

La pregunta de cajón es entonces:¿cuán práctico puede ser para quien está aprendiendo a escribir que le pongan en el pizarrón la palabra "todxs"?¿Cómo la lee? Ningún lenguaje que se defina como inclusivo puede prosperar si es introducido a presión, de prepos.

Beatriz Sarlo nos suele recordar que el Estado argentino nunca pudo hacer prosperar el uso del "tú" en la escuela. El hablante de este país siempre optó por el voseo. La gente se rebela contra las imposiciones, y mucho más cuando esos lenguajes son fomentados por la militancia política extrema.

La lingüista Karina Galperín ha explicado que "el éxito de toda norma ortográfica está en el consenso, la prudencia, el gradualismo y la tolerancia, lo cual no quiere decir que las viejas costumbres tengan que impedir seguir adelante".

Como era esperable, la decisión del gobierno de CABA ha tenido una amplia repercusión en el resto del país. En Mendoza ya se ha empezado a mover ese avispero y se espera una versión oficial.

La noticia hizo reaparecer al diputado Máximo Kirchner quien calificó de un "macaneo marketinero" la decisión de las autoridades educativas de CABA. "No sé quién lo habrá asesorado a Larreta, pero decirle a los pibes que no van a poder hablar como ellos quieran..." lanzó confusamente el hijo de Cristina, ya que la normativa no está destinada a los alumnos sino sólo a los docentes.