Diario Uno Política geriátrico del Sur
Brote de Covid

Muertes en geriátrico del Sur: el dueño aseguró que no encontró camas para internarlos

El dueño del geriátrico en el que murieron 14 ancianos este mes, el sacerdote Fernando Yañez, aseguró que no encontraron camas para internar a los contagiados

El geriátrico de la fundación Hogar de Niños San Luis Gonzaga, de Monte Comán, en San Rafael, fue intervenido por el Ministerio de Salud este jueves luego de que se constatara que allí fallecieron 14 ancianos tras un brote de Covid. Según el subsecretario de esa cartera, nunca se informó 10 de esas muertes que habrían ocurrido en sólo 6 dìas.

Ahora su dueño, el sacerdote Fernando Yañez, aseguró que los familiares se negaban a que se trasladara a los ancianos contagiados, y que tampoco conseguían camas para esos abuelos."Se les habló a los familiares y ellos pidieron que los dejáramos ahí, además que por la edad que tienen... son todos mayores de 80 años, recuerden que en este momento se está priorizando a las personas de menor de edad, no a las personas con grandes comorbilidades. Acá se los atendió de la mejor manera posible, debemos una fortuna en la farmacia", aseguró Yañez a "Te digo lo que pienso" de Radio Nihuil y ratificó: "no hay camas para internar a los adultos mayores"

Seguir leyendo

Cuando se le señaló que según el informe del Ministerio de Salud si hay camas disponibles en el sistema sanitario del Sur, Yañez retrucó: "vengan ustedes a ver si las consiguen", dijo desafiante.

Uno de los motivos por los que el Ministerio decidió intervenir ese geriátrico sureño, fue porque de las 14 muertes sólo habían informado 4. "El tema grave, es que no comunicaron esos 10 decesos de esa semana, en donde hubo una o dos muertes por día. Ellos están obligados a hacerlo para la carga de esos datos al sistema Sisa", destacó el subsecretario de Salud, Oscar Sagás.

Pero el sacerdote dueño del geriátrico aseguró que tanto los responsables del Área de Salud de la zona Sur, como las autoridades del Ministerio de Salud, "estaban en total conocimiento de lo que estaba pasando. A la doctora Iriarte se le informaba día a día los fallecimientos que íbamos teniendo, así es que hemos hecho todo lo posible. La mayoría falleció de un síncope cardio respiratorio, solo 4 o 5 han estado con respirador"