El ex presidente Mauricio Macri, visitó este viernes Radio Nihuil, y se refirió a su relación con el diputado nacional y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, con quien cenó este jueves en la bodega Lagarde, para acercar posiciones dentro de Juntos por el Cambio, en medio de una tensa puja por las candidaturas en Buenos Aires.

"Mi relación con Cornejo es muy buena", dijo Macri escuetamente, pero a la vez aclaró: "a Alfredo nunca nada le alcanza", dijo casi en tono de reclamo político, cuando en un mano a mano con Andrés Gabrielli y Ricardo Montacuto, se le trajo a la memoria algunos roces políticos que tuvieron entre ambos cuando él era presidente y Cornejo gobernaba la provincia.

Seguir leyendo

Mauricio Macri en Nihuil.jpeg

"En aquel momento tuve una discusión con Alfredo por la reforma del aeropuerto de Mendoza. Le pedí que me diera 3 meses y tuvimos una nueva pista, y desde ese momento comenzaron a llegar aviones y visitantes de todas partes del mundo a la provincia y mejoró la conectividad", recordó y señaló que esa conectividad también le permitió a Mendoza exportar sus productos sin tener que hacer escala en Buenos Aires.

"Ahora pueden exportar millones de kilos de papas fritas al mundo. Mi objetivo era que cada provincia pudiera estar conectada con el mundo sin necesidad de tener que pasar por Buenos Aires", insistió.

El ex presidente también se plegó a un reclamo que hizo el Gobierno de Mendoza y el mismo diputado nacional Alfredo Cornejo: que vuelvan los vuelos internacionales al aeropuerto local, lo que ya abrió una grieta con el Gobierno nacional que aún no define ni esa apertura, ni tampoco cómo será el movimiento turístico en las próximas vacaciones de invierno.

"Ojalá que vuelvan los vuelos internacionales y Mendoza reestablezca la conectividad (aérea) que tenía", disparó el ex presidente presionando la dilatada decisión que debe tomar la Nación para impulsar el turismo extranjero.