Diario Uno > Política > Soria

Martín Soria: "Es un mamarracho jurídico"

El ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, descalificó el fallo judicial que ordenó no suspender las clases presenciales en Ciudad de Buenos Aires

A los pocos minutos de conocida la resolución judicial de una Cámara de Casación de Buenos Aires que ordenó no suspender las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, quien salió a dar respuesta en nombre del Gobierno fue el ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria , quien calificó el fallo como "un mamarracho" y disparó que los jueces que dispusieron la apertura de las escuelas en la Ciudad de Buenos Aires y las autoridades porteñas deberán hacerse responsables por las consecuencias sanitarias que puedan desatarse.

"Una medida sanitaria del Gobierno nacional pretende ser suspendida por la Justicia porteña, un fuero local, manifiestamente incompetente para resolver sobre cuestiones federales. Este mamarracho jurídico sólo tiene una explicación y es política", indicó Soria en una serie de tuits que comenzó a publicar en la noche de este lunes.

Te puede interesar...

La fiscal, los jueces y el Gobierno de la Ciudad deberán hacerse responsables de las consecuencias sanitarias de esta medida La fiscal, los jueces y el Gobierno de la Ciudad deberán hacerse responsables de las consecuencias sanitarias de esta medida

"La decisión del Presidente Alberto Fernández se adecua a lo que exige la situación sanitaria y epidemiológica. La prioridad es la salud de todas y todos. Estar a la altura de este desafío implica actuar con responsabilidad: no hay espacio para la especulación política", dijo también el ministro.

El Presidente tomó una decisión de Estado para preservar la vida de miles de argentinos, no dictó políticas educativas. Utilizar políticamente al Poder Judicial es una especialidad del macrismo, pero esta vez han ido demasiado lejos El Presidente tomó una decisión de Estado para preservar la vida de miles de argentinos, no dictó políticas educativas. Utilizar políticamente al Poder Judicial es una especialidad del macrismo, pero esta vez han ido demasiado lejos