Diario Uno Política UCR
Interna del radicalismo

Martín Lousteau no se baja de la carrera para suceder a Alfredo Cornejo en la presidencia de la UCR

Si bien el mendocino tiene en vista a dos gobernadores, Gerardo Morales y Gustavo Valdés, el economista y senador nacional sigue jugando fuerte para alcanzar ese puesto. ¿Cómo se traslada esta pelea al Congreso?

Por UNO

De acá a a febrero Alfredo Cornejo deberá dejar la presidencia de la Unión Cívica Radical y traspasar el mando. Tal como se lo adelantó el sábado a Diario UNO, el mendocino viene trabajando para definir una lista de unidad, cuyo sucesor "saldrá del lado de los gobernadores".

En carrera están Gerardo Morales (Jujuy), quien lo ha explicitado y actualmente es secretario general, y Gustavo Valdés (Corrientes), cuya figura pareciera correr con algunas ventajas. A pesar del buen posicionamiento tras los contundentes resultados electorales en la provincia, ya se descartó el nombre de Rodolfo Suarez porque no tiene intenciones de ocupar de ese cargo.

Pero hay un competidor que no baja los brazos, a pesar de que desde el ala del cornejismo lo daban casi por descartado: se trata del senador nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Martín Lousteau, quien durante la campaña de las legislativas no dejó de recorrer el país, a pesar de que no figuraba en ninguna boleta.

Cornejo lleva dos periodos al frente del parido y no puede ir por la reelección y si bien su objetivo es bajar la tensión interna la primer gran disputa se está librando en el bloque de Diputados de la Nación. Los protagonistas son Mario Negri, su presidente actual, y Emiliano Yacobitti, referente del radicalismo porteño.

Según fuentes de Noticias Argentinas Yacobitti, diputado por la Ciudad de Buenos Aires y aliado estrecho del senador Lousteau, puso en marcha la avanzada sobre el bloque radical al señalar públicamente su intención de reemplazar a Negri, quien ya expresó su deseo de continuar al frente de esa bancada.

El porteño salió a jugar fuerte y, en su intento por sumar voluntades para correr al cordobés de la titularidad del bloque, conversó con Facundo Manes, diputado electo por la provincia de Buenos Aires y estrella en ascenso de la UCR, para sumarlo a su campaña aunque no lo logró.

Por su parte, el diputado cordobés, cercano al gobernador jujeño, Gerardo Morales, está decidido a darle la pelea a su correligionario de la Ciudad voto a voto dentro del bloque, debido a que los números estarían por el momento a su favor.

La bancada de la UCR tendrá a partir del 10 de diciembre 45 diputados de los cuales alrededor de 29 respaldarán la continuidad de Negri, mientras que Yacobitti reuniría unos 16, por lo que perdería en una votación interna.

No obstante, el referente del radicalismo porteño contará con una tropa significativa integrada por muchos legisladores debutantes que forman parte de la renovación generacional que atraviesa el partido, como la bonaerense Danya Tavella, el porteño Martín Tetaz, la entrerriana Marcela Antola y la santafesina Vicky Tejada, entre otros.

Todos forman parte del sector que acompaña a Lousteau, el senador por la Ciudad que levantó su perfil de dirigente nacional durante la campaña con la mira puesta en la definición sobre la nueva conducción de la UCR, que es la motivación detrás la pulseada por el bloque.

Un importante dirigente del partido señaló ante Noticias Argentinas que "por ahora, solo Morales manifestó que quiere presidir el partido" que actualmente encabeza el senador electo por Mendoza Alfredo Cornejo.

Sin embargo, en las filas de Evolución, el sector que lideran Lousteau y Yacobitti dentro de la UCR, dejan trascender que el senador nacional quiere pelear por la conducción del partido y, de hecho, levantó su perfil de dirigente nacional durante la campaña con recorridas por todo el país junto a los candidatos.

Una de las hipótesis que se manejan en el radicalismo es que Cornejo, desde el Senado, podría alcanzar un acuerdo con Morales para que lo respalde como jefe del interbloque de Juntos por el Cambio y, en contraprestación, los delegados de Mendoza al Comité Nacional apoyarían al jujeño para presidir el partido.

Sin embargo, otros dirigentes consultados por este medio afirmaron que a Morales "le alcanzan los votos sin Mendoza" para ganar la presidencia del Comité Nacional y de ser así, sería difícil que se concrete un acuerdo por el Senado.

En la Cámara alta la pelea no es todavía tan fuerte como en Diputados: fuentes del bloque radical señalaron que "por ahora no hay nadie contando votos para ir a pelear" y la relación entre el jefe de la bancada, Luis Naidenoff, y Cornejo es buena.

No obstante, Cornejo tiene la intención de presidir el interbloque de Juntos por el Cambio que también encabeza Naidenoff, otro aliado de Morales, y allí podría haber una negociación que, según las fuentes consultadas, todavía ni empezó.

Y es que la definición sobre quiénes presidirán los interbloques de Juntos por el Cambio en el Senado y en Diputados no se resolverá contando los votos de la UCR, el PRO, la Coalición Cívica y otros partidos o, al menos, eso es lo que quieren evitar.

Fuentes de la alianza opositora adelantaron que ese cargo de coordinador parlamentario de Juntos por el Cambio será definido por los jefes de cada bloque dentro de la Mesa Nacional del espacio que integran Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, Cornejo, Elisa Carrió, Miguel Pichetto y Maximiliano Ferraro, entre otros.

Ello abre otro interrogante paralelo sobre quién presidirá el bloque del PRO en Diputados y en el Senado, en medio de la puja entre Bullrich y Rodríguez Larreta.

El actual jefe del bloque en la Cámara baja, Cristian Ritondo, está anotado para encabezar el interbloque de Juntos por el Cambio (lugar que Negri y la UCR en general dan casi por perdido ante los amarillos) pero el sector de los "halcones" que responden a Bullrich empezó a poner en duda su continuidad.

Dentro del bloque del PRO Patricia Bullrich cuenta con soldados como Fernando Iglesias y Waldo Wolff, a quienes se sumará Gerardo Milman, su más estrecho colaborador, y si bien no tienen un nombre definido para proponer sí empezaron a mostrar interés en correr de ese lugar a Ritondo, hombre de Larreta.

En el Senado, en cambio, las cosas están mucho más tranquilas: fuentes del bloque señalaron que el misionero Humberto Schiavoni tiene muchas chances de seguir siendo el jefe del bloque Frente PRO.