Un golpe de timón. Eso es lo que aplicó la presidenta del PJ, Anabel Fernández Sagasti, quien a tres días de las PASO cambió a su jefe de campaña, Lucas Ilardo y lo reemplazó por su compañero de fórmula, el intendente de Tunuyán, Martín Aveiro, de cara a las próximas elecciones legislativas del 14 de noviembre. Según sus propias palabras, Sagasti eligió al tunuyanino por la efectividad que demostró al lograr que el Frente de Todos ganara en el Valle de Uco.

Esa efectividad hizo que el tunuyanino sea de ahora en más el ideólogo de la estrategia con la que ese frente buscará remontar el revés que recibió en las PASO, en donde sólo consiguieron el 25% de los votos mendocinos, casi 20 puntos menos que Cambia Mendoza.

Seguir leyendo

Ahora con ese desafío en manos, Aveiro definió las claves de los cambios que pretende imprimir en la campaña, no sin enviar un mensaje claro al presidente Alberto Fernández.

Anabel Fernández Sagasti y Martín Aveiro.png

"Vamos a apostar al desarrollo territorial, a tratar de caminar los 200 distritos de Mendoza, golpeando puerta por puerta para hablar con la gente y recuperar la mística del peronismo. Sabemos que hay enojo porque esa gente que nos votó en el 2019 entiende que la recuperación económica debería haber sido con más velocidad que es lo que todos necesitan", definió el candidato a senador nacional.

Y fue claro: "Vamos a caminar, pero también le vamos a pedir al Gobierno nacional que acelere el proceso económico para volver a recuperar el poder adquisitivo y que la gente pueda vivir un poco mejor".

Desde su nuevo rol, Aveiro intentó ver el vaso medio lleno, cuando analizó los números que arrojaron las urnas el pasado domingo. "Nosotros sacamos el 25%, pero la otra lista con 3 gobernadores sacó sólo el 39% de los votos, es evidente el mensaje de descontento en general, porque además hubo un 10% de votos en blanco y otros que no fueron a votar. En eso nos vamos a enfocar, vamos a ir a buscar a esos descontentos y hablar con todos", adelantó.

A qué se debió la "efectividad" del triunfo en el Valle de Uco

Entre los argumentos que la misma Anabel Fernández Sagasti dio a la hora de elegir a Aveiro como su nuevo jefe de campaña, resaltó que ella le había pedido al intendente que se encargara del armado de la campaña en el Valle de Uco y el resultado, al menos en la estrategia de ganar con los candidatos a concejales, dio resultado, ya que el Frente de Todos se impuso en los tres departamentos, de los cuales sólo gobierna en Tunuyán.

"Ese triunfo es una sumatoria de cosas", comenzó diciendo Aveiro y amplió: "acá puede ser que se valore la gestión de gobierno de Tunuyán, pero también es cierto que en el Valle de Uco se puede ver como repercutieron algunas políticas nacionales como es lo del GIRSU o las obras de Argentina Hace, pero eso mismo se replicó en el sector productivo, si mirás el mapa de Mendoza se ganó en Malargüe, en Lavalle, en La Paz y Santa Rosa, pero además se dio casi un empate técnico en San Martín y Rivadavia. Es claro que donde nos cuesta entrar y en donde se basa la victoria de Cambia Mendoza es en el Gran Mendoza, por eso vamos a aplicar una campaña más abierta, que los incluya a todos", concluyó el intendente tunuyanino.