Luis Lobos, ex intendente peronista de Guaymallén hasta 2015, está listo para sentarse en el banquillo de los acusados por corrupción en el ejercicio de la función pública. El miércoles 5 de mayo se realizará la audiencia preliminar del juicio oral y público por el delito de enriquecimiento ilícito.

Este proceso estará a cargo del juez penal Luis Correa Llano y la acusación fiscal estará representada por Susana Muscianisi, de la Unidad Fiscal de Delitos Económicos del Ministerio Público Fiscal.

Te puede interesar...

image.png
Luis Correa Llano, juez.

Luis Correa Llano, juez.

La Municipalidad de Guaymallén actuará como querellante particular por mandato del intendente radical Marcelino Iglesias.

Está en duda la presencia de Lobos en los tribunales, ya que es persona en riesgo de contraer coronavirus. En caso de permitírsele, asistirá a través de la virtualidad.

La otra persona imputada que sí estará en la audiencia preliminar es Claudia Sgró, quien fue esposa del ex jefe comunal de Guaymallén.

Ambos están bajo fuerte sospecha de haberse enriquecido de manera ilegal durante la carrera laboral en el municipio. Especialmente durante los años en que Lobos estuvo en el Concejo Deliberante y después, cuando quedó a cargo de la intendencia en lugar de Alejandro Abraham, que había pasado al Congreso nacional.

El eje investigativo es concreto: ¿Podían Lobos y Sgró comprar todos los bienes que figuran a nombre de ambos con los sueldos de empleados y funcionarios púbicos que cobraban en Guaymallén?

Descolla entre las pruebas acumuladas una propiedad de grandes superficies y generosamente equipada en un barrio cerrado, sobre la calle Tirasso de ese departamento.

El avance de la audiencia preliminar del miércoles 5 de mayo marcará el camino para el juicio oral y público, el tercero en el historial de Luis Lobos.

Lobos viene de perder, en febrero, el primer juicio por extinción de dominio que se celebra en Mendoza. La jueza Paz Gallardo ordenó el remate público de tres propiedades a nombre de Lobos-Sgró y restituyó vehículos que pertenecen a ambos.

Ese proceso está en etapa de apelación en la Cámara Civil y los abogados defensores siguen esperando una resolución favorable. Mientras la sentencia de Paz Gallardo no esté firme, Lobos-Sgró seguirán en posesión de esos bienes.

El primer juicio que debió enfrentar Lobos está por cumplir dos años: fue condenado junto con Sgró por fraude en la causa de los empleados municipales truchos y la apelación en la Sala Segunda de la Corte está pendiente de resolución casi dos años después de haber sido presentada.