Politica Domingo, 28 de octubre de 2018

Los intendentes peronistas ya analizan adelantar elecciones

Los caciques buscarían separarse del esquema provincial para no sufrir el arrastre negativo con la figura de Cornejo.

Nadie quiere mostrar las cartas anticipadamente, pero las jugadas ya se están craneando. En la mayoría de las comunas que hoy lidera el peronismo evalúan seriamente adelantar las elecciones para no sufrir el arrastre negativo que podría provocarles la figura del gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo en sus departamentos. De ser así y según el esquema electoral vigente en esas comunas, las PASO se harían el 28 de abril, para lo cual deberían llamar a elecciones a fines de enero ya que el decreto que las convoca debe estar firmado 90 días antes. Con estas fechas, los armadores políticos tendrían sólo 4 meses para definir qué hacer.

"Yo no he tomado ninguna decisión aún por el silencio de radio del gobernador. Entiendo que el Gobierno provincial es parte fundacional de Cambiemos y deberían jugar en la misma elección, pero ante el cambio de reglas que hace Cornejo yo no tengo una posición tomada. Así como él chequea todo el tiempo cuál es su conveniencia, creo que eso habilita al resto a hacer lo mismo", remarcó, sin rechazar la posibilidad, el intendente de San Martín, Jorge Omar Giménez.

En San Rafael, también sobrevuela la misma idea aunque nadie lo admita a todas voces. Hay quienes dicen que el intendente Emir Félix lo deslizó en algunas reuniones internas, pero su entorno se encargó de negarlo.

Sin embargo, desde el bloque radical del Concejo Deliberante de ese departamento, confesaron que saben de la intención del Ejecutivo sanrafaelino de solicitar un refuerzo de partida presupuestaria. "Como lo económico también influye en esa decisión, sabemos que elevaría un pedido de refuerzo de partidas y no nos sorprendería que fuese para generar un colchón económico y poder financiar el costo de adelantar las elecciones", confiaron los ediles.

Los pro y los contra

A Tunuyán también llegó la ola del adelantamiento de las elecciones y en las tierras que comanda el intendente justicialista Martín Aveiro se evalúan los beneficios y los riesgos que tiene la iniciativa.

"Si se adelantan las elecciones estarían en la mesa los temas departamentales, se discutiría la gestión del intendente y eso nos haría fuertes. Además se prevé que la economía no se reactive en el 2019 y la bronca de la gente también se podría capitalizar", se sinceran desde el entorno del peronista de Vista Flores.

A lo que temen y no lo dicen, es que al separarse del esquema provincial también le abren la puerta al radicalismo a cargar todos los cañones del poderío de su estructura en esos departamentos.

En Maipú, el escenario tal vez podría ser otro. Es que los bermejistas ven que Adolfo Bermejo es el peronista con mejor imagen en las encuestas (aún en las que difunde el Gobierno) y con esos números en la mano es posible que el hoy senador provincial acepte volver a ser el candidato del peronismo a disputar la gobernación.

Si esto se da, es muy posible que el equipo del intendente Alejandro Bermejo, que está fortaleciendo a su candidato Matías Stevanato, actual jefe de Gabinete, decida ir en el esquema provincial, algo que aún no definen en el edificio comunal maipucino.

El esquema que evalúa el gobernador

En Casa de Gobierno tampoco se arriesgan ya a dar definiciones, pero la opción que más fuerza toma en el análisis es separarse del esquema electoral nacional que ya definió PASO para agosto y elecciones generales para octubre.

En el entorno cercano al gobernador entienden que si desdoblan, para lo cual las PASO provinciales se harían en junio y las generales en septiembre, el elegido por Alfredo Cornejo como su sucesor tendría el caudal de votos que hoy avala la gestión actual.

Sin embargo, también miran las proyecciones económicas que indican que podría reactivarse más en octubre que en junio.

Entre los puntos a favor que reúne la iniciativa de adelantar no sólo prima la de no sufrir el embate de la imagen del Presidente, sino tampoco tener que entregar votos al candidato peronista que en la provincia podría salir del consenso, pero que en las elecciones presidenciales podría reunir los votos del sector del kirchnerismo como los que vengan del denominado peronismo federal.

Más noticias