Segmentación de tarifas

Los grupos familiares con ingresos superiores a $333.410 pagarán tarifas de luz y gas sin subsidios

Tal como adelantó la vocera presidencial Gabriela Cerruti, el Gobierno nacional estableció el régimen de segmentación de tarifas. El 90% de los usuarios no tendrá más aumentos en sus facturas este año

Por UNO

El Gobierno nacional estableció mediante el decreto 332/2022 el régimen de segmentación de tarifas para los usuarios de los servicios públicos de electricidad y de gas natural por red. Según explicó la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerutti, el 90% no tendrá nuevos aumentos en sus facturas en lo que resta del año.

El restante 10% refiere a los grupos familiares con ingresos superiores a los $333.410 o más tres propiedades. Estos pasarán a pagar las tarifas de luz y gas plena sin subsidios.

Esa decisión implica una serie de incrementos de los valores vigentes que, explicó Cerruti, se prorrateará de manera bimestral en la segunda mitad de 2022.

Esa franja de usuarios está comprendida por aquellos que reúna al menos uno de los siguientes requisitos: Ingresos mensuales netos superiores a un valor equivalente a 3,5 Canastas Básicas Totales (CBT); ser titulares de tres o más automóviles con antigüedad menor a cinco años; de tres o más inmuebles; de uno o más aeronaves o embarcaciones de lujo y/o de activos societarios que exterioricen capacidad económica plena.

tarifa de gas.jpg
Un 10% de los usuarios de energía tendrán un aumento de tarifas en el segundo semestre del año.

Un 10% de los usuarios de energía tendrán un aumento de tarifas en el segundo semestre del año.

La explicación de Cerruti sobre la segmentación de tarifas

Cerruti precisó que el 10% de los ciudadanos y ciudadanas "van a tener que pagar la tarifa plena" por sus ingresos y, por lo tanto, "no van a recibir ningún subsidio de parte del Estado".

Asimismo, aclaró que éste sería "el único segmento que puede llegar a recibir un aumento, que se va a prorratear por bimestre desde ahora y hasta final del año".

Fuera de esa franja de usuarios, el segmento que recibe la tarifa social, alguno de los planes sociales y está en situación de vulnerabilidad "va a pagar la tarifa social, que implica que no puede tener en el año un aumento mayor al 40% del aumento del coeficiente del Salario Mínimo Vital y Móvil".

Por último, el segmento intermedio, es decir "que no cumple con ninguno de los dos criterios" anteriores, "no va a poder tener un aumento mayor al 80% del incremento del coeficiente salarial", remarcó la funcionaria en su habitual conferencia de prensa semanal en Casa Rosada.

Con información de Télam.