Al Gobierno, y a sus pretensiones de conseguir un Presupuesto 2021 con endeudamiento para obras y roll over, se les hacía de noche. El martes, día en que esa pauta se votaba en Senadores, se extinguía y con él parecía irse el acercamiento de posiciones que en algún momento de la tarde tuvieron oficialismo y oposición para llegar a un consenso.

Sin embargo, en un punto de las ardientes marchas y contramarchas aparecieron los convincentes argumentos de los escuderos de Suarez: el vicegobernador Mario Abed y el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, que eran quienes negociaban las condiciones del presupuesto.

Te puede interesar...

Del otro lado de la mesa de la oficina de Abed, estaban el presidente del bloque de senadores del PJ, Lucas Ilardo y su par, Adolfo Bermejo, a quienes no dejaban de sonarle sus celulares. Entre los que llamaban estaban la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti y algunos intendentes que abogaban por el consenso.

"Avanzamos porque entendieron que el 2021 será un año dificilísimo desde lo económico y que por eso necesitábamos un monto superior al que proponían (la primera contraoferta del PJ era de 80,5 millones de dólares) para hacer obras públicas y también que si no daban el roll over, al menos por el próximo año, esos $11.790 millones de deuda que se vencía el en 2021 se iban a tener que sacar del presupuesto, lo que no era otra cosa que un fuerte ajuste y que de eso iban a tener que hacerse responsables", contaron desde el Gobierno.

Esos argumentos y la aceptación del Gobierno de sacar del monto de 350 millones de dólares de endeudamiento para obras, el llamado fondo Saudí, que eran 100 millones de dólares y también el GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos), que es la planta de residuos sólidos que se iba a hacer en Las Heras, allanaron el camino al consenso final que sobrevino pasada la medianoche.

En la puja, el oficialismo mantuvo su postura de no bajar los impuestos de Inmobiliario y Automotor, como planteaba su proyecto original y sí bajar Ingresos Brutos para 50 actividades económicas golpeadas por la pandemia. "Bajar aquellos impuestos provinciales habría generado un déficit e incluso que algunas comunas terminaran en rojo, porque el 70% del Automotor va a las intendencias", defienden.

Finalmente se selló el acuerdo con un presupuesto de 160 millones de dólares para obras y el roll over por un año para refinanciar la deuda de la provincia que vence en 2021 y que asciende a los $11.790 millones.