Diario Uno > Política > coronavirus

Las medidas que maneja Alberto Fernández por el aumento de contagios

Los aumentos en los casos de coronavirus en Argentina llevaron a que el Gobierno Nacional maneje una serie de medidas para detener una segunda ola de contagios

Con la vacuna rusa ya implementándose, la esperanza de muchos es que la segunda ola de coronavirus no llegue nunca a Argentina, pero los aumentos de casos y la relajación de las medidas de cuidado sanitario parecen indicar lo contrario. En los últimos días, los números han ido en aumento y las fotos y videos dados a conocer durante las fiestas parecen indicar que en los próximos días habrá más casos.

Desde la Nación saben que es difícil volver a cerrar todo como se hizo en marzo pasado, aunque en Europa, en donde ya se registra una segunda ola de coronavirus e incluso en algunos países ya se cerraron escuelas. Por eso, la preocupación está centrada en evitar tener que tomar medidas similares.

Te puede interesar...

El mismo presidente Alberto Fernández se mostró preocupado por la situación y pidió más cuidado a los argentinos. Sabe que sino deberá tomar medidas y ninguna es simpática.

Por un lado, desde el Gobierno se maneja realizar más controles en plazas y playas. Con la llegada del verano y habilitadas las reuniones al aire libre, estos sectores se han vuelto complicados de controlar para las autoridades.

Pero no es solamente en esos lugares. Previo a Navidad, en todas las ciudades se vio una relajación total con miles de personas saliendo a comprar y gran parte de ellas sin usar tapabocas o utilizarlo de manera incorrecta.

A ello se le suma también la preocupación por la llegada de la nueva cepa de coronavirus que en Chile ya registró su primer caso.

Otra medida que maneja el Gobierno es ir a un toque de queda sanitario. En algunas provincias, como Mendoza, ya se utilizó. Este consiste en que a partir de una hora en particular, nadie puede estar en la calle salvo que sea personal esencial.

En Mendoza comenzó siendo hasta las 23, luego pasó a ser hasta la 1.30 y actualmente se encuentra sin uso, pero en cualquier momento puede volver a implementarse en gran parte del país.

La medida extrema

Pero hay una medida que preocupa en Casa Rosada por las consecuencias políticas y económicas que puede tener: volver a la cuarentena estricta.

En la Nación saben que esta es la opción más complicada por las consecuencias que puede acarrear pero cuentan con antecedentes de países europeos que tuvieron que acudir a ella para detener una segunda ola de coronavirus en Argentina.

Por ahora, las más probables son el refuerzo de controles en playas y plazas y establecer un toque de queda sanitario. Pero si los casos siguen en aumento después de ello, la carta de la cuarentena estricta es una opción, complicada, pero opción al fin.