Diario Uno Política Lobos
Enriquecimiento ilícito

La vacuna del Covid salvó a Lobos del juicio por corrupción

La audiencia previa fue reprogramada para junio porque justo el miércoles lo vacunaron contra el Covid. Un argumento sanitario que en política suena a chicana

Créase o no. Luis Lobos debía sentarse en el banquillo de los acusados este miércoles por una causa de enriquecimiento ilícito en el ejercicio de la función pública en la comuna de Guaymallén. Estaba todo listo. El juez, la sala de audiencias, los abogados... pero el ex intendente de Guaymallén justificó que no podría asistir porque había recibido el turno para ser vacunado contra el Covid.

Y con una urgencia adicional e impostergable: el político peronista es persona de riesgo.

Seguir leyendo

Finalmente, la audiencia se reprogramó para el martes 1 de junio a las 9.30 en los tribunales provinciales.

Ese día, de no mediar nuevo imprevisto y/o justificación de parte de alguno de los participantes en el proceso, Lobos y Claudia Sgró, su ex pareja, deberán comparecer frente al juez penal Luis Correa Llano, quien llevará adelante la audiencia preparatoria del juicio oral y público.

Ambos están imputados y afrontarán el segundo juicio penal por corrupción. Sgró no manifestó este miércoles la imposibilidad de asistir a los tribunales como sí hizo Lobos, pero la suspensión y reprogramación de la audiencia la eximió de hacerlo.

En el ambiente tribunalicio es habitual fijar nuevas fechas para juicios y/citaciones, máxime en tiempos de coronavirus. Pero en el mundillo político, la justificación del turno de la vacunación -hecho absolutamente objetivo y comprobable por las autoridades judiciales- fue una chicana. Para ganar tiempo.

"Se trata de un turno improrrogable, otorgado por el Estado y es una cuestión excepcional por la situación de pandemia existente". "Se trata de un turno improrrogable, otorgado por el Estado y es una cuestión excepcional por la situación de pandemia existente".

Así justificó el abogado de Luis Lobos en el Tribunal Penal Colegiado 2 que su cliente no podría asistir el miércoles 5 de mayo a la audiencia preliminar porque había sido llamado para recibir la primera dosis contra el coronavirus.

La noche anterior, explicó, le habían mandado el correo electrónico para avisarle del turno. Como a varios miles de mendocinos que ya fueron inoculados.

Lobos y Sgró serán juzgados por el delilto de enriquecimiento ilícito durante el ejercicio de la función pública en el municipio de Guaymallén. La Unidad Fiscal de Delitos Económicos determinó que los imputados jamás podrían haber comprado los inmuebles que están a nombre de ambos con el producido d elos sueldos percibidos como empleados y/o funcionarios.

Temas relacionados: