La inauguración del nuevo Polo Judicial, que estaba prevista inicialmente para la semana próxima, fue reprogramada para el martes 28 de septiembre.

Cuestiones de agenda, argumentaron desde la Suprema Corte de Justicia, mientras organizan el acto de apertura del predio situado en Ciudad, cerca de la penitenciaría de Boulogne Sur Mer.

Seguir leyendo

Allí funcionará el fuero penal del Gran Mendoza y se realizarán audiencias, debates orales y públicos y juicios por jurado popular.

Esta puesta en marcha implica un cambio de paradigma asociado a la desaparición del histórico expediente de papel y a la preponderancia de la digitalización de las actuaciones. De hecho, al Polo Judicial no se llevará ni una sola causa que haya sido hecha en soporte papel. Todo comenzará desde cero: todo digitalizado.

Al corte de cintas de apertura del nuevo Polo Judicial serán invitados referentes de los tres poderes públicos y de las instituciones vinculadas a la prestación del servicio de justicia, como jueces y abogados, entre otros.

Por estas horas, avanza la mudanza hacia las nuevas instalaciones de todo el personal vinculado al fuero penal del Gran Mendoza. Para fin de año quedará pendiente el traslado de los fiscales y el resto del plantel del Ministerio Público Fiscal.

imagen.png
El edificio del Polo Judicial Penal de Mendoza está casi listo para el corte de cintas.

El edificio del Polo Judicial Penal de Mendoza está casi listo para el corte de cintas.

Uno de los primeros juicios que se desarrollará en el Polo Judicial es el juicio por jurado popular al israelí Nicolas Gilhad Pereg, sobre quien deberá determinarse si es culpable o no de haber dado muerte a la madre y a una tía pero fundamentalmente si puede ser juzgado o no por cuestiones de salud mental.

El nuevo Polo Judicial Penal comenzó a construirse en 2018 y la mayor parte de los recursos fueron aportados por el Gobierno de Mendoza y en menor medida por el Gobierno nacional.

El traslado del personal comenzó hace un par de semanas aproximadamente y se concreta por tandas, de a secciones o sectores de trabajo por vez, para no resentir totalmente el funcionamiento del fuero penal ni el calendario de audiencias prefijado.