Diario Uno > Política > Legisladores

La defensa de una diputada a las dietas de los legisladores mendocinos

La diputada del PRO Hebe Casado defendió los sueldos de los legisladores mendocinos aunque agregó que los de gran parte de la sociedad están bajos

La diputada del PRO, Hebe Casado, defendió las dietas que cobran los legisladores mendocinos, aunque reconoció que está mal que ganen todos lo mismo y que los sueldos de gran parte de la sociedad están por debajo de lo que deberían ser.

La polémica surgió luego de que se conociera que los diputados mendocinos cobran $200.000 y los senadores $240.000 luego del aumento del 20%, que en sus casos ronda los $40.000.

Te puede interesar...

"Creo que el sueldo de un legislador, que tiene como función hacer las leyes que van a tener como fin el futuro de una provincia, está bien. Hay mucha gente que viene de la actividad privada que ganaría igual o más", explicó Casado a Radio Nihuil.

No obstante, la legisladora reconoció que no es el caso de todos, tanto por la actividad previa que hacían como por lo que hacen en la Legislatura: "Quizás lo que está mal es que todos ganen igual porque no se corresponde con lo que ganaba antes", manifestó y añadió: "Habría que ver de modificar que fuese acorde".

"Ser legislador puede ser muy laborioso o no serlo y todo depende de la responsabilidad de cada uno", manifestó y adujo que en su caso, ella tiene muchas reuniones por día con vecinos, con otros legisladores y que también estudia proyectos y los presenta, además de ver cómo agilizar procesos para ayudar en la situación provincial.

Casado también admitió que los sueldos de gran parte de la sociedad mendocina están por debajo de lo que deberían ganar, según lo que hacen y su responsabilidad. Incluso, a modo de ejemplo, señaló que su marido es médico en el Hospital Central y tiene un sueldo de $50.000 por mes "y no es justo", aseguró.

"Tenemos que ver el resto del sueldo de la ciudadanía que está por debajo de lo que debería ganar, según su profesión y responsabilidad", dijo y se mostró en contra de la famosa propuesta de la Izquierda de que los legisladores ganen como un maestro porque eso desalentaría el ingreso a la política.

"Tenemos que mejorar el resto de los sueldos acorde con lo que hacen. Creo que esos son los sueldos que están bajos", ultimó.