Ante la cercanía de las elecciones y evidentes diferencias en el manejo de la pandemia, las relaciones entre el Gobierno local y el Nacional parecen más protocolares que nunca. Ejemplo de eso puede ser la visita a Mendoza de este miércoles del ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, quien esta vez no pisará Casa de Gobierno y por tanto no se reunirá con el gobernador Rodolfo Suarez, sino que irá directo a dos comunas del PJ para "recorrer obras de asfalto y los centros modulares sanitarios", aportaron desde el peronismo, y se mostrará con intendentes Martín Aveiro y Emir Félix.

"No hay reunión prevista porque nunca la solicitaron, ellos sólo enviaron la agenda de lo que hará Katopodis acá y nada más", respondieron escuetamente desde el entorno del gobernador, aludiendo a la fría comunicación que hubo con el equipo ministerial nacional.

Ante esa estructurada agenda que lo llevará en el mismo día a recorrer obras de Tunuyán y San Rafael, es probable que el ministro de Planificación e Infraestructura local, Mario Isgro, se sume a su recorrido por aquellos centros modulares. "Es lo que corresponde, la provincia ha hecho aportes millonarios para que esos 3 módulos puedan funcionar y por eso Isgro debiera estar en representación de Mendoza", resaltan, en tono de reclamo, desde Casa de Gobierno.

Pero el reclamo no se quedó sólo en el gesto, desde el ministerio de Isgró recordaron que Mendoza aporto $22 millones para la construcción de las plataformas, las instalaciones eléctricas y sanitarias y la realización de rampas de acceso y puentes de esos 3 centros modulares, que se levantan en Tunuyán, San Rafael y Horcones. Los centros de esas dos comunas tienen plataformas de 665 metros cuadrados, y el de Horcones, tendrá 160 metros cuadrados.

Una visita que respalda

A fines de febrero pasado, la visita de Katopodis a Mendoza dividió aguas entre los intendentes del PJ y los radicales. Es que el ministro nacional traía bajo el brazo una serie de convenios para obras que los jefes comunales venían pidiendo y claramente necesitaban.

En esa oportunidad Katopodis se reunió con Suarez y de hecho firmaron un convenio y anunció una inversión en la provincia de más de $11 millones, que llegaría a los 18 departamentos.

Pero el pataleo radical se dio cuando algunos de esos jefes comunales de la UCR no encontraron en el detalle de las obras, las que ellos habían pedido y se incrementó cuando confirmaron que el acto con los intendentes se había trasladado de Casa de Gobierno a Maipú, teniendo a Matías Stevanato y a la senadora nacional y presidenta del PJ, Anabel Fernández Sagasti, como anfitriones.

Pero más allá del faltazo radical, al que no se plegó el intendente de Luján, Sebastián Bragagnolo, varias de las obras de comunas radicales finalmente se rubricaron, ya que esos intendentes firmaron luego de manera virtual los convenios necesarios.

Esta vez la agenda de Katopodis sólo muestra los recorridos de obras en las dos comunas del peronismo, y no faltó quien vio en esa elección un respaldo partidario a Martín Aveiro y Emir Félix, dos intendentes que deberán dejar sus comunas en las próximas elecciones luego de reiteradas reelecciones, y podrían catapultarse como candidatos a legisladores nacionales en las próximas elecciones legislativas de septiembre y noviembre.

Seguir leyendo