Diario Uno > Política > Jueces

Jueces y el gobernador Suarez, entrampados por el coronavirus

Quieren jubilarse hace más de un año pero la pandemia resintió a la ANSES y frenó todo. El Gobierno no ve la hora de que esos jueces se retiren para bajar costos

La pandemia de coronavirus los dejó entrampados a todos: a los más de 20 jueces y magistrados mendocinos que renunciaron para jubilarse y al gobernador Rodolfo Suarez que hizo todo lo posible para que se vayan y así dejaran de costarle tanto a las arcas del Estado provincial en concepto de sueldos.

Te puede interesar...

Al día de hoy, esos jueces y fiscales de primera y segunda instancia, llevan un año esperando que ANSES les habilite el retiro y el pago mensual del haber previsional mientras el Poder Ejecutivo no ve la hora de que se jubilen para aliviar la gran cantidad de dinero que se va cada mes en el pago de los sueldos.

La mayoría de esos jueces está trabajando desde el domicilio particular porque integran el lote de las personas consideradas en riesgo de contraer el virus. Porque tienen más de 60 años y/o enfermedades previas que los hacen más vulnerables.

Todos tienen largas carreras, incluso muchos superan los 30 años. El pago de la antigüedad, en muchos casos, casi que ha duplicado el sueldo estipulado por escalafón.

Pocos se valen de las conexiones de internet para avanzar en la instrucción y resolución de expedientes porque la mayoría trabaja a la antigua: con los expedientes de papel (que se hacen llevar a casa) en una mano y el celular en la otra para organizar el trabajo con sus colaboradores.

El primero en dimitir por escrito dirigido al gobernador Suarez fue el defensor de Pobres y Ausentes de San Martín Edgardo Luis Spampinato.

Promediando la extensa nómina figura, entre otros, el juez Oscar Balmes, que instruyó las primeras actuaciones del asesinato de la empresaria Norma Carleti en Tunuyán.

La última renuncia que recibieron en el Poder Ejecutivo es la de Salvador Arnal, juez del fuero penal que también se desempeñó como delegado de la Suprema Corte de Justicia en la zona Este. Está fechada el 25 de agosto.

El funcionamiento recortado de la ANSES en su casa matriz y en las provincias como consecuencia del aislamiento y el distanciamiento por la pandemia de coronavirus congeló las aspiraciones de ambas partes: de los magistrados de jubilarse y del gobierno mendocino de que se retiren.

Ambas partes saben que no depende de ellos que esta situación se destrabe, sino de la ANSES. Lo mismo ocurre en otras provincias con los retiros y jubilaciones más comunes.