Diario Uno Política Judiciales
Acuerdo con la Suprema Corte

Judiciales devolverán con trabajo los días de paro de julio y agosto

La Suprema Corte y los gremios judiciales acordaron trabajo a contraturno como contraprestación del pago de los días descontados y por descontar.

Funcionarios y empleados del Poder Judicial de Mendoza devolverán los días de paro de julio y agosto para no sufrir quitas. Es por un acuerdo firmado entre los gremios judiciales y la Suprema Corte de Justicia.

Cobrarán por los días no trabajados únicamente quienes hagan sus labores a contraturno, previa inscripción en la oficina de Recursos Humanos, posterior marcación de reloj biométrico y supervisión del personal jerárquico.

Todo este proceso iniciado tras una negociación es voluntario.

Durante julio y agosto, los empleados y funcionarios hicieron huelgas y movilizaciones en reclamo de la reactivación de la paritaria y de sueldos que les permitan cubrir los gastos mínimos de la canasta básica.

imagen.png
El gremio judiciales también llamó a un bocinazo.

El gremio judiciales también llamó a un bocinazo.

A fines de julio, la Suprema Corte ordenó descontarles los días no trabajados y en la liquidación del último día de ese mes los empleados y funcionarios sintieron el impacto en sus bolsillos.

La cúpula del Poder Judicial practicó los descuentos tomando como referencia un fallo judicial de ese máximo tribunal que indica que el empleador se reserva el derecho a no pagarles a los empleados que no trabajen independientemente de que esos empleados tienen derecho a hacer huelga.

El plan de lucha de los dos gremios se profundizó en agosto y empleados y funcionarios acumularon 8 días no trabajados.

Hubo negociaciones en el ámbito paritario y se arribó a un acuerdo legitimado por las partes: se les pagó lo descontado por los días no trabajados en julio y no se les harán quitas por las huelgas de agosto únicamente a quienes devuelvan esas horas en horario de contraturno.

A fines de octubre y el 30 de noviembre vencerán los plazos para trabajar por los días de huelga no trabajados, según se trate de empleados o funcionarios del Poder Judicial de Mendoza.

No es la primera vez que la Justicia de Mendoza aplica este mecanismo de contraprestación para pagar por días no trabajados por huelga. El primer antecedente data de hace una década aproximadamente, cuando Alejandro Pérez Hualde presidía el máximo tribunal de Justicia de Mendoza.

¿Qué sentido tiene descontar los días no trabajados para finalmente pagarlos? Esa es la pregunta que surge de inmediato, acaso con cierta incomodidad, cuando suceden los acuerdos de contraprestación entre partes.

La explicación es sencilla: al poder político, en este caso a la conducción de la Corte, no le interesa descontar días no trabajados: sí le interesa que los empleados y funcionarios finalmente hagan su trabajo, aunque sea en contraturno y bajo supervisión horaria y jerárquica.