El recientemente inaugurado Juzgado Federal número 4 de Mendoza rechazó una presentación de la ex diputada nacional y empresaria vitícola Susana Balbo (Cambiemos) contra el impuesto a la riqueza.

"No hago declaraciones", dijo Balbo cuando Diario UNO la contactó este miércoles para hablar de la decisión del Juzgado Tributario. "No quiero estar en la prensa. Déjenme tranquila", pidió vía Whatsapp.

La empresaria del vino y ex legisladora nacional por el macrismo acudió a la Justicia Federal de Mendoza para que un fallo tributario la eximiera de pagar el aporte extraordinario a las grandes fortunas que rige por ley recientemente aprobada por el Congreso nacional.

Quienes poseen bienes por más de $200 millones deben tributar. Sin embargo, más de un centenar de personas -muchas de ellas reconocidas por su actividad y exposición pública- decidieron acudir a la Justicia para quedar eximidos de pagar el impuesto.

Susana Balbo, enóloga de profesión, integra esa nómina. También el futbolista de Boca Juniors, Carlos Tevez, a quien muchos cuestionaron públicamente y a través de las redes porque su presentación judicial contradice su condición de popular.

Acciones en la empresa vitivinícola e inmuebles en Chacras de Coria y Buenos Aires componen el patrimonio de la bodeguera y ex legisladora nacional por Mendoza, que asumió en 2015 y renunció en 2018, súbitamente y para dedicarse de lleno al mundo del vino.

Balbo saltó a la consideración pública en 2008 cuando se supo que se había salvado de morir en los atentados de Bombay, adonde había viajado por negocios.

De su breve paso por la Cámara de Diputados de la Nación sobreviven algunas anécdotas menores, más ligadas a algunas declaraciones que a actividad parlamentaria.

El impuesto

Se trata del pago por única vez de entre el 2 y el 3,5 por ciento a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado más de $200 millones de pesos. Fue sancionado por la llamada Ley de Aporte Solidario y Extraordinario.

Involucra a más de 12.000 personas de quienes el gobierno espera recaudar alrededor de US$3.000 millones.

Ese dinero también ayudará a financiar becas y ayudas sociales, dijeron los promotores.

Seguir leyendo