El saliente ministro de Salud Ginés González García tuvo desde el comienzo de la pandemia de Covid-19 en el país varias expresiones que, en más de una ocasión, generaron malestar interno en el Gobierno y avivaron críticas por parte de la oposición.

Una de las que suelen remarcar los más críticos de su gestión fue el 3 de febrero de 2020, cuando dijo estar "mucho más preocupado por el dengue" que por el coronavirus, en momentos en que la epidemia avanzaba en distintos países.

Te puede interesar...

Menos de un mes después y luego de que se registraran los primeros casos en la Argentina -aunque todavía eran menos de 100 por día- el entonces ministro de Salud reconoció: "Yo no creía que el coronavirus iba a llegar tan rápido, no creía que iba a llegar en verano, nos sorprendió".

Pocos días después, el 29 de marzo, García fue cuestionado por decir que "es mucho peor la gripe" que el Covid-19, algo que con el transcurso del tiempo y el avance de la pandemia los especialistas en salud refutaron.

El 29 de mayo del mismo año, cuando la Argentina se encontraba todavía en un aislamiento estricto a causa de la pandemia, el ahora ex funcionario expresó que el virus en la Argentina "comenzó con la clase media y media alta que viajaba".

Poco después, el 23 de junio, mientras crecía el hartazgo frente al aislamiento obligatorio -que a pesar de haberse relajado en la calle continuaba firme en los papeles- González García afirmó que a la Argentina le iba "menos mal que al resto" y a los cuatro días aseguró: "El mundo nos elogia".

Frases como esa, junto a otras como "de entrada administramos bien la pandemia" generaron fuertes críticas por parte de la oposición y también en las redes sociales, donde se cuestionaban situaciones como la baja cantidad de testeos en comparación con otros países de la región.

El 7 de julio de 2020 el entonces titular de la cartera sanitaria afirmó que, según sus cálculos, "en dos o tres días empezará a bajar la curva" la curva de contagios, lo cual no ocurrió.

Ante el malestar interno en el Gobierno por las críticas recibidas tras esa estimación, a fines de ese mismo mes el funcionario tuvo que volver a reconocer que se había equivocado: "Creí que los casos iban a empezar a bajar", expresó.

Una de las últimas declaraciones de González García que generaron polémica tuvo lugar el pasado 18 de febrero, en el día previo a que el presidente Alberto Fernández le pidiera la renuncia y estuvo relacionada a las elecciones primarias (PASO) previstas para este año.

González García consideró que sería "un riesgo muy innecesario" celebrar las PASO en agosto y al mismo tiempo dijo que confiaba en tener "vacunados a todos los argentinos para agosto o septiembre".

La oposición remarcó esa contradicción, en el convencimiento de que el Gobierno busca evitar las primarias con la pandemia como una excusa.