Cristina Fernández de Kirchner lanzó este sábado su candidatura a vicepresidenta a través de la red social Twitter. Fue por medio de un video, en el que cuenta que le ha pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula que van a integrar juntos en las PASO.

 Embed      

El país sorprendido

"Nunca me desvelaron los cargos políticos, nunca fueron mi principal motivación. Tal vez porque pertenezco a la generación que no buscaba un lugar en las listas, sino un lugar en la historia. Le he pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula que integraremos juntos. Él como candidato a presidente y yo como candidata a vice para participar en las próximas PASO".

Así Cristina Fernández de Kirchner concretó el anuncio que dejó sorprendido al país, este sábado a las 8, cuando subió el enigmático video con el discurso a sus redes sociales. 

No es menor que el lanzamiento de la fórmula Fernández - Fernández se haya realizado antes del comienzo del primero de los procesos judiciales que la llevarán al banquillo de los acusados, y de la reunión que realizarán los peronistas de Alternativa Federal, la llamada "tercera vía" por fuera del kirchnerismo y de Cambiemos. 

Cristina reforzó en varias oportunidades en el video la idea de que el interés general importa más que las postulaciones. 

"Los cargos son herramientas para llevar adelante los ideales, las convicciones, las utopías, es cierto que no las únicas, pero al fin y al cabo son herramientas, siempre. Después de haber sido dos veces presidenta de este país, su primera mujer electa como tal y de haber ocupado diferentes cargos legislativos sigo más convencida que la expectativa o el interés particular tienen que estar subordinadas al interés general", enfatizó.

 Primero la Patria, segundo el movimiento, tercero, una mujer"  Primero la Patria, segundo el movimiento, tercero, una mujer"

Cristina Fernández de Kirchner

Te puede interesar...

Una realidad difícil de revertir

En su discurso de lanzamiento, Cristina describió la situación del país como dramática, devastadora y apabullante. Lejos de prometer soluciones rápidas, aconsejó no sumar frustración a un país que viene de un engaño electoral como el que propuso Mauricio Macri. 

"Estos tiempos son realmente dramáticos. Nunca tantos y tantas durmiendo en la calle, con problemas de comida, de trabajo, nunca tantos y tantas desesperados llorando frente a una factura impagable de luz o de gas, y si miramos el Estado, ay Dios mío. La deuda externa en dólares contraída en apenas tres años es más grande que la que Néstor recibió defaulteada. Con un agravante: casi el 40% es con el FMI. El apabullante e innecesario endeudamiento del país, empieza a mostrar en este presente los primeros síntomas de una realidad que será muy difícil de revertir", dijo. 

Por esto, la expresidenta subrayó: 

"La coalición que gobierne deberá ser mucho más amplia que la que haya ganado las elecciones, estoy convencida que este es el mejor aporte que puedo hacerle a mi país. Se los dije la semana pasada en la sede del Partido Justicialista. debemos dejar de lado las ambiciones personales y yo estoy dispuesta a aportar desde el lugar donde pueda ser más útil" "La coalición que gobierne deberá ser mucho más amplia que la que haya ganado las elecciones, estoy convencida que este es el mejor aporte que puedo hacerle a mi país. Se los dije la semana pasada en la sede del Partido Justicialista. debemos dejar de lado las ambiciones personales y yo estoy dispuesta a aportar desde el lugar donde pueda ser más útil"

Un discurso realista

En su manifiesto, Cristina sostuvo que no será una situación fácil de revertir, y que es necesario decirle la verdad al pueblo. 

"Tenemos que evitar sumar a la frustración actual producto de una estafa electoral que facilitó la llegada de Mauricio Macri al poder, una nueva frustración sumergiría a la Argentina en el peor de los infiernos. Sí, no tengo dudas, la situación del pueblo y del país es dramática. Esta fórmula que proponemos estoy convencida que es la que mejor, no sólo para ganar una elección sino para gobernar. Porque se va a tener que gobernar una Argentina otra vez en ruinas, con un pueblo otra vez empobrecido" "Tenemos que evitar sumar a la frustración actual producto de una estafa electoral que facilitó la llegada de Mauricio Macri al poder, una nueva frustración sumergiría a la Argentina en el peor de los infiernos. Sí, no tengo dudas, la situación del pueblo y del país es dramática. Esta fórmula que proponemos estoy convencida que es la que mejor, no sólo para ganar una elección sino para gobernar. Porque se va a tener que gobernar una Argentina otra vez en ruinas, con un pueblo otra vez empobrecido"

Las diferencias 

No pasó por alto los momentos en los que estuvo realmente distanciada de Alberto Fernández. Sin embargo, aseguró que "conozco a Alberto desde hace más de 20 años. Tuvimos diferencias, esto es tan cierto como que fue jefe de gabinete de Néstor durante toda su presidencia y lo vi junto a él, decidir, organizar, acordar y buscar la mayor amplitud del gobierno". 

Volvió a priorizar que hará falta un gran consenso para gobernar, a partir de diciembre.

"Más que ganar una elección necesitamos de hombres y mujeres que puedan gobernar una Argentina que se encuentra en una situación de endeudamiento y empobrecimiento peor que la del 2001 y que tenga la suficiente amplitud de ideas y de sectores políticos para representar con compromiso el interés nacional" "Más que ganar una elección necesitamos de hombres y mujeres que puedan gobernar una Argentina que se encuentra en una situación de endeudamiento y empobrecimiento peor que la del 2001 y que tenga la suficiente amplitud de ideas y de sectores políticos para representar con compromiso el interés nacional"