Este jueves, en la sesión de la Cámara Alta, Esteban Bullrich, senador nacional de Juntos por el Cambio, dio un discurso en donde criticó a Cristina Kirchner por su discurso por el 24 de marzo. Antes de tomar la palabra el político se disculpó y pidió paciencia por su trastorno nervioso muscular que lo obliga a "aprender a hablar de nuevo".

“Pido disculpas y paciencia. Este trastorno nervioso muscular hace que tenga que aprender a hablar de nuevo”, dijo Bullrich, quien ya había explicado que el estrés le había provocado una enfermedad llamada disartria.

Te puede interesar...

"El stress de este año, tremendo para todos, me afectó especialmente y me produjo disartria. La disartria es un trastorno nervioso que dificulta el uso de los músculos de la boca, la lengua y de las cuerdas vocales, por eso se me escucha hablar raro", explicó el senador que quedó en el medio de una polémica por utilizar una foto de él para estar presente en una sesión por Zoom.

“Es un síntoma o signo que ocurre cuando los músculos que usamos para hablar disminuyen su fuerza. Tienen una debilidad. O cuando tenemos una mala coordinación o control de estos músculos”, explicó a LA NACIÓN Alejandro Andersson, Médico Neurólogo Director del Instituto de Neurología Buenos Aires (INBA). El experto dijo que las causas pueden ser variadas, desde accidentes cerebrovasculares hasta pacientes que padecen párkinson o epilepsia, y en todos los casos el tratamiento dependerá de la causa que lo originó.