Diario Uno Política Enrique Vaquié
Crisis en la producción de vidrio

Enrique Vaquié le reclamó a la Nación agilizar la importación de botellas

La falta de vidrio pone en jaque a la agroindustria y la vitivinicultura. El ministro de Economía, Enrique Vaquié, le pidió a la Nación agilizar la importación

La crisis en la producción de vidrio en el país, que viene de larga data, se acrecentó mucho más en Mendoza en los últimos días luego de que se incendiara una de las fábricas principales como es Veralia, que por el siniestro perdió la producción de varios de sus hornos. Esa falta de oferta, "pone en jaque la producción y comercialización en el mercado interno y externo de vinos, aceite de oliva, y conservas", aseguró el ministro de Economía, Enrique Vaquié, quien le pidió a la Nación que agilice la importación de botellas y reduzca a 0 los aranceles para el ingreso de envases de vidrio.

Lo hizo directamente a través de una nota, que le envió al nuevo ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, a quien le transmitió la preocupación que genera en el Gobierno esta falta de producción local y el impacto que podría tener en el precio del vino, y hasta le solicitó que vea la posibilidad de subsidiar el costo de la importación extra zona.

Seguir leyendo

Como suele hacer cada vez que solicitó alguna asistencia nacional, Vaquié usó su perfil de Twitter para compartir y hacer pública la nota que le mandó a Domínguez.

https://twitter.com/evaquie/status/1441031131990745090

En el pedido, Vaquié remarca que justamente por esa falta de envases de vidrio, la caída de la producción en Mendoza puede generar una disminución en las ventas internas y externas, lo que provoca efectos negativos no sólo en la producción vitivinícola, olivícola y conservera, sino que también afecta la provisión y los precios de estos productos en el mercado interno y el ingreso de divisas de las exportaciones.

"Pero el efecto más perjudicial", advierte el ministro, "será el que provocará en los productores de la materia prima que necesitan dichas agroindustrias, ya que el menor ritmo de ventas provoca acumulación de stock, con la consecuente caída de precios de la materia prima", resalta.

La industria vitivinícola local necesita 300 millones de botellas al año

La crisis de la producción de vidrio se palpa cada vez más en Mendoza, y quien más parece sentirla por estos días es la industria vitivinícola local, que demanda por año unos 300 millones de botellas. En otros tiempos, las dos industrias que funcionan en la provincia generaban un millón de botellas al año, pero la demanda se diversificó y ahora una de ellas, Veralia, prácticamente no puede producir por el incendio que sufrió.

Sergio Moralejo.jpg

"El impacto en lo vitivinícola es brutal y hay que buscar salidas rápidas y efectivas. Hoy las alícuotas y los aranceles suponen el 13% del valor de una botella, por eso es que el ministro le pidió a la Nación que se liberen esos aranceles para que se pueda importar de aquellos países que hoy tienen volumen como para exportar, que son los gigantes asiáticos y Estados Unidos", insistió el subsecretario de Agricultura y Ganadería, Sergio Moralejo.

Para tratar de encontrar salidas en conjunto, la próxima semana están previstas varias reuniones entre el Gobierno y los representantes de los distintos sectores vitivinícolas.

La provincia compró vidrio para mitigar la crisis

A mediados de mayo, y ante la escasez de insumos y con el objetivo de avanzar en la compra de elementos básicos vinculados a la actividad vitivinícola, fundamentalmente para asistir a las bodegas más pequeñas, el Ministerio de Economía y Energía, a través de Mendoza Fiduciaria, informa lanzó un concurso público de precios para comprar 6.480.000 botellas.

La operatoria se realizó a través de Mendoza Fiduciaria mediante el Fideicomiso de Administración y Asistencia a la Actividad Agroindustrial y a las cristaleras interesadas en participar se les dio tiempo hasta el miércoles 26 para la adquisición de pliegos y presentación de propuestas.

Con esa operatoria, que a la vez sirvió de testeo para ver cómo respondía el mercado del vidrio, la provincia adquirió un millón de botellas, según aseguró el mismo Vaquié en otro twit, pero justamente por la dificultad de producir, sólo se le han entregado 600.000, un número que está muy por debajo de la necesidad de la industria madre.