Poder Judicial

En 3 días, la Suprema Corte de Justicia puso fin al teletrabajo para fallos penales y laborales

La Suprema Corte de Justicia suspendió la experiencia piloto de teletrabajo impulsada por el presidente de la Sala II, Mario Adaro. Para Dalmiro Garay y Teresa Day, ese plan se ejecutó fuera de competencia jurisdiccional y es ajeno al sistema de trabajo presencial y de 6 horas al día fijado por acordadas vigentes

La iniciativa del supremo Mario Adaro que comenzó a regir el martes 26 fue dejada sin efecto el viernes 29 por el presidente del máximo tribunal, Dalmiro Garay, y la magistrada Teresa Day, según la acordada número 30.619.

imagen.png
Los jueces de la Suprema Corte de Justicia. Tres de ellos quedaron enfrentados por el sistema de teletrabajo.

Los jueces de la Suprema Corte de Justicia. Tres de ellos quedaron enfrentados por el sistema de teletrabajo.

Consideraron que la resolución que habilitó el sistema de teletrabajo en busca de mayor productividad en la Sala Segunda fue producto de una decisión fuera de competencia de Adaro, ya que únicamente el titular de la Sala Tercera-Administrativa (Garay) tiene facultades para disponer de los recursos humanos del Poder Judicial.

►TE PUEDE INTERESAR: El detrás de escena de una semana furiosa

Los motivos de la Suprema Corte de Justicia

Estos son los principales argumentos que figuran en la acordada firmada por Garay y Day.

Adaro, tercer miembro de la Sala Administrativa, se excusó de participar invocando motivos y razones jurídicas.

"La Superintendencia del personal no es atribución directa de los presidentes de las salas jurisdiccionales" "La Superintendencia del personal no es atribución directa de los presidentes de las salas jurisdiccionales" "Por imperio legal, éstos tienen facultades para sustanciar los procedimientos en las respectivas salas, cuidar la economía y disciplina de las oficinas de su inmediata dependencia" "Por imperio legal, éstos tienen facultades para sustanciar los procedimientos en las respectivas salas, cuidar la economía y disciplina de las oficinas de su inmediata dependencia"

imagen.png
Parte de la acordada de la Suprema Corte de Justicia.

Parte de la acordada de la Suprema Corte de Justicia.

Un desenlace anunciado

Ya antes de aplicarse el sistema experimental de teletrabajo en la Suprema Corte se advertía de que tendría poca vida.

La iniciativa no cayó bien entre algunos supremos, quienes se manifestaron en contra. Peor aun la recibieron algunos funcionarios y mandos medios con personal a cargo.

A la hora de la argumentación, Day -quien ejerce la presidencia de la Sala I -donde se tramitan las causas civiles, comerciales y de familia- consideró que el trabajo remoto "es contrario a la modalidad de trabajo de los magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial".

Según las acordadas vigentes, recordó la magistrada, la jornada de trabajo en la Justicia es presencial y de 6 horas diarias.

En la Corte también coinciden en que el trabajo remoto no es aplicable a todo el personal, sino a quienes cumplen funciones específicas y ajenas, por ejemplo, a la redacción de sentencias.

El teletrabajo que no fue y los antecedentes en pandemia

El sistema de trabajo remoto comenzó a aplicarse en el Poder Judicial de Mendoza de manera extraordinaria y excepcional en 2020, como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, la Justicia retomó la modalidad de trabajo presencial cuando cesaron las restricciones para circular y se reabrieron los edificios de los poderes públicos.

Al juez Adaro le pareció pertinente aprovechar la experiencia laboral en la pandemia y darle continuidad. Ahora, tras la caída de la experiencia piloto de 70 días, consideró que "el Poder Judicial perdió una gran oportunidad de innnovar para mejorar el funcionamiento y rendimiento, y esencialmente para trabajar por objetivos y medir la productividad".

Consideró, además, que la iniciativa había logrado gran adhesión y que el mecanismo también apuntaba a mejorar la calidad de vida del personal, "ya que en las grandes organizaciones está demostrado que mejor calidad de vida redunda en mejores rendimientos".

La Suprema Corte de Justicia también decidió este viernes que la posibilidad de trabajo remoto en el Poder Judicial sea analizada por el plenario, es decir por los 7 jueces.

Te puede interesar: La administración de Rodolfo Suarez concretó casi 200 sumarios y cesanteó a 36 agentes públicos

Temas relacionados: