Para sacar cobre en Malargüe

Emilio Guiñazú defendió la mina de Cerro Amarillo: "Cumple la 7.722, no afecta ríos y tiene potencial"

El director de Potasio Río Colorado dio precisiones del proyecto de Cerro Amarillo que la semana próxima buscará el aval de la Legislatura para iniciar la exploración

A casi un año de terminar su gestión, Rodolfo Suarez intentará reactivar el viejo proyecto minero de Cerro Amarillo, y con eso responder en parte al fuerte reclamo de la sociedad malargüina que hace días protagonizó una protesta en la Legislatura. Tras el anuncio, el titular de Potasio Río Colorado, Emilio Guiñazú, salió a resaltar que ese proyecto de cobre cumple con todos los requisitos legales y ambientales.

"Cumple la ley 7.722 y la ley de glaciares, no afecta ninguna cuenca de río y tiene la declaración de impacto ambiental aprobada, por lo que no hay motivos para que el proyecto se trabe", enumeró Guiñazú en la conferencia de prensa que hizo de antesala del envío de esa iniciativa a la Legislatura.

En la Casa de las leyes, ese proyecto minero que se trabó en el 2014, pretenderá conseguir el aval para comenzar la etapa de exploración que confirme luego la potencialidad de esa mina de cobre ubicada al sur de Malargüe.

Según aportó Guiñazú si se siguen los antecedentes geológicos y otros proyectos de referencia, Cerro Amarillo podría ser un yacimiento importante, ya que está sobre la misma formación geológica en la que se encuentran algunas de las principales minas de cobre de Chile, entre ellas El teniente que es la mayor mina subterránea del mundo.

Para reforzar el argumento de que ese proyecto no generaría contaminación, el titular de Potasio Río Colorado contó como se haría la extracción del mineral.

"Se produce con un proceso de flotación, sin ácido sulfúrico ni cianuro. La roca se muele muy fina, se le pone detergente, el material flota y se saca físicamente de la superficie", explicó el ex titular de Energía de la provincia.

La información oficial estima que para el proyecto Cerro Amarillo la edad de formación podría ser entre 6 y 4 Millones de años, por eso la mineralización superficial no se presenta oxidada.

TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno buscará que la Legislatura apruebe el proyecto minero de Cerro Amarillo

Una mina de cobre que no afecta ríos

El proyecto de Cerro Amarillo está a una altura promedio de 2800 metros sobre el nivel del mar, y contiene pórfidos de cobre, que son la principal fuente de cobre a nivel mundial y son parte de grandes sistemas hidrotermales que se han formado en zonas de colisión de dos placas terrestres.

Según remarcó Guiñazú esa mina está fuera la cuenca del Rio Atuel y de la cuenca del Rio Malargüe "por lo que no existe ninguna potencial afectación al agua utilizada para consumo humano o usos productivos ni en el departamento de Malargüe ni en los departamentos de San Rafael ni General Alvear".

"Si La Pampa aparece oponiéndose, hay argumentos sólidos y los estudios de impacto ambiental ya están hechos. Además en esta etapa estamos hablando de exploración y el impacto ambiental de la exploración es mínimo, estamos hablando de 5.000 metros de perforación en un diámetro que no supera los 6 centímetros. Después se evaluará si esto tiene potencial necesario para seguir avanzando y ojalá alguna vez se convierta en una mina", rescató Guiñazú.

De acuerdo a la información oficial el proyecto “Cerro Amarillo” ya fue sometido a evaluación de impacto ambiental minera que concluyó con la aprobación por parte de la autoridad de aplicación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) a través de las Resoluciones número 31/2014 de la Dirección General de Minería y 412/2014 de la Dirección de Protección Ambiental. Dicha DIA debe ser ratificada por la Legislatura Provincial de conformidad con lo dispuesto por el artículo 3º de la ley provincial 7.722.