En la provincia hay dos proyectos que buscan que se implemente en los comicios locales un Cuarto Oscuro Accesible, que le garantice a las personas con discapacidad o alguna enfermedad discapacitante, que puedan acceder a emitir su voto. Sin embargo, aun cuando los legisladores se apresurasen y acordaran convertirlos en ley, recién podría aplicarse en las elecciones legislativas del 2021.

Te puede interesar: El duelo que no cierra para el padre de Genaro Fortunato

Este lunes el Secretario de la Junta Electoral, Alfredo Puebla, se reunió con legisladores de la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales para analizar dos proyectos de ley -de autoría de las diputadas peronistas Carina Segovia y Cristina Pérez- que pretenden replicar en Mendoza la ley nacional que ya implementa el sistema de Cuarto Oscuro Accesible y que se ha aplicado en estas tierras cuando estuvieron unificadas las elecciones provinciales y nacionales, como fue, por ejemplo, en el 2017.

Las iniciativas de las legisladoras abarcan cualquier situación de discapacidad, sea motriz, sensorial, mental, intelectual o visceral, o cualquier forma de limitación sea de desplazamiento, visión, orientación o comunicación, pudiendo ser permanente o temporal, visible o invisible.

"Por ahora están previstas las situaciones que podrían darse, pero igualmente es imposible que se aplique a las próximas elecciones porque sería cambiar las reglas de juego. Además supondría capacitar a los presidentes de mesa y una inversión importante de la provincia para los aditamentos necesarios, como por ejemplo una especie de sostén de boleta que habría que adquirir para 562 establecimientos", evaluó Puebla.

No obstante, el titular de la Secretaría Electoral aclaró que “en Mendoza se promueve que las personas con discapacidad puedan emitir su voto como sujetos de derechos que son.

El proyecto de la diputada Segovia amplía estos beneficios “a los adultos mayores, mujeres embarazadas, personas que sufren lesiones temporales en miembros superiores o inferiores, y aquellas personas en tratamiento médico, aunque estos no sean visibles” (pacientes en diálisis, trasplantados, pacientes oncológicos, personas con cardiopatías, etc.).

El Cuarto Oscuro Accesible deberá estar ubicado en lugar de fácil acceso y más próximo al ingreso del establecimiento, contar con señalización específica, pudiendo ser utilizado por cualquier elector en situación de discapacidad registrado en otra mesa electoral a su sólo pedido y contar con todas las autoridades de mesas necesarias y específicas para dicho Cuarto Oscuro, debiendo ser instruidas las mismas en lo que respecta a la información y asistencia a personas en situación de discapacidad.

Puebla se mostró partidario de que el proyecto “sea reglamentarista porque si no lo hacemos de ese modo será el Poder Ejecutivo quien deberá realizar la reglamentación y podría demorar su puesta en marcha“.

Temas relacionados:

Dejá tu comentario