LOS VOTOS DE MENDOZA

Elecciones balotaje 2023: Massa llega con el logro de haber unido al peronismo en una provincia esquiva

En las generales del 22 de octubre quedó tercero con el 23,9% de los votos pero con un notable crecimiento respecto a las PASO. Los dirigentes mendocinos tienen sus razones para pensar que el balotaje crecerá aún más

El camino electoral que trazó Massa en Mendoza tuvo algunas piedras más que las que debió sortear en el país. Es que aquí el líder de Unión por la Patria no sólo tuvo que competir con sus contrincantes de otros frentes, en una provincia que le es esquiva al peronismo desde el 2011, sino que primero debió ordenar el resquebrajado PJ local para tomar algo más de impulso.

Eso explica que en las PASO su figura haya orillado sólo los 16 puntos de respaldo -el mismo resultado con el que la fórmula peronista a la gobernación quedó tercera -; y que luego de un par de visitas a San Rafael y Maipú y mucho trabajo territorial con los intendentes y con figuras de su riñón, como es el caso de Gabriela Lizana, haya conseguido crecer casi 8 puntos para quedar al borde del 24% de los votos en las elecciones generales del 22 de octubre.

sergio massa mendoza intendentes.jpg
La figura de Massa candidato logró que volvieran al PJ algunos dirigentes que se habían ido a otros frentes como Roberto Righi, e incluso logró reunir al disgregado peronismo mendocino y sumó a otros massistas no peronistas, como Rolando Scanio. Esa unión le valió crecer casi 8 puntos de las PASO a las elecciones generales.

La figura de Massa candidato logró que volvieran al PJ algunos dirigentes que se habían ido a otros frentes como Roberto Righi, e incluso logró reunir al disgregado peronismo mendocino y sumó a otros massistas no peronistas, como Rolando Scanio. Esa unión le valió crecer casi 8 puntos de las PASO a las elecciones generales.

En el medio también se las ingenió para limar asperezas entre algunos sindicatos locales, que más tarde se alinearon bajo su candidatura.

Ese crecimiento, que fue sorpresivo incluso para los mismos peronistas locales, se festejó en estas tierras como un triunfo propio. Es que los dirigentes y la militancia sentían que con esos 8 puntos más que habían cosechado en Mendoza, habían contribuido a que Massa fuese el candidato más votado en el país y eso los envalentonaba de cara al balotaje.

Martin Aveiro.jpg
En la reunión de peronistas que logró Sergio Massa, se sentaron en la misma mesa kirchneristas, peronistas tradicionales, referentes del Frente Renovador y hasta massistas no peronistas.

En la reunión de peronistas que logró Sergio Massa, se sentaron en la misma mesa kirchneristas, peronistas tradicionales, referentes del Frente Renovador y hasta massistas no peronistas.

Ahora con la sede partidaria "ordenada y abierta", y tras haber olvidado algunas diferencias con dirigentes que se fueron a otros frentes partidarios pero que volvieron a militar por Massa, el PJ se ilusiona con que en este mano a mano electoral su candidato pueda no sólo consolidar el voto partidario, sino salir a pescar votos entre los militantes de la izquierda, "incluso entre los radicales que no digieren la alianza con Milei", aseguran por lo bajo.

►TE PUEDE INTERESAR: Dónde voto Elecciones 2023 en Mendoza: consultá el padrón electoral nacional

Qué resultado haría que el PJ mendocino vuelva a festejar

En un balotaje cada voto cuenta y eso es lo que se repiten los peronistas mendocinos cada vez que golpean una puerta y piden el voto por Sergio Massa.

Sin embargo, los dirigentes locales saben que siembran en un territorio que les es hostil, en el que desde el 2011 sólo se eligen gobernadores radicales.

Con ese panorama claro y ante el apoyo que viene cosechando Javier Milei en las últimas elecciones en Mendoza, en donde se impuso con el 42% de los votos, ya se han fijado una meta que les haría sentir que cumplieron con el deber militante.

Sergio Massa Felix Anabel Sagasti.jpg
Sergio Massa logró que detrás de su candidatura se encolumne todas las líneas del peronismo mendocino, que antes de su lanzamiento sufrió grandes bajas de diversos dirigentes que se fueron a otros frentes y que volvieron a militar cuando el ministro de Economía los convocó.

Sergio Massa logró que detrás de su candidatura se encolumne todas las líneas del peronismo mendocino, que antes de su lanzamiento sufrió grandes bajas de diversos dirigentes que se fueron a otros frentes y que volvieron a militar cuando el ministro de Economía los convocó.

"Si logramos que Massa supere el 30% de los votos para nosotros es un triunfo. Ahora, si pudiéramos crecer al 35% entonces estaríamos garantizando desde la provincia el porcentaje que Massa necesita en el esquema nacional para ser presidente", admite un dirigente mendocino que viene midiendo la construcción política del ministro de Economía desde hace un par de años.

Lo que dice de fondo es que en el peronismo saben que imponerse en Mendoza es una tarea titánica, pero confían en que todos juntos, sumando incluso a massistas no peronistas y a radicales que desde el anonimato los apoyarán, podrían reunir ese porcentaje que es el que reclama la mesa nacional a Mendoza.

Cumplir con esa meta le daría al peronismo local, incluido claro el Frente Renovador y los massistas no peronistas, un impulso para que en Buenos Aires se los mire con más respeto y hasta se lo pueda contemplar en un posible equipo de gobierno de Sergio Massa.

►TE PUEDE INTERESAR: El lunes hay que reconstruir todo esto

Cuánto pesa el voto indeciso o el voto "tapado"

Así como hay un sector de la UCR que se manifestó abiertamente a favor de Javier Milei, como es el caso de Luis Petri; en el PJ local insisten en que hay dirigentes radicales mendocinos que respaldarán a Sergio Massa, aunque no lo hagan públicamente como sí se manifestó el jujeño Gerardo Morales.

Entre los argumentos para sostener que haya radicales que ahora voten a un peronista, aparece la idea de que algunos dirigentes perciben a Massa como dialoguista, y entienden que con él se podrá llegar a ciertos acuerdos que en el contexto de un difícil 2024 puedan favorecer la gobernabilidad.

Ese imagen de apertura dialoguista es la que buscó mostrar en su última visita a Mendoza en la que se reunió con el gobernador Rodolfo Suarez para traerle asistencia a los afectados por el zonda y los incendios que provocó a fines de octubre. Tras esa reunión el candidato de Unión por la patria publicó un video en sus redes sociales reforzando su política de que planea un gobierno de unidad, en el que tengan cabida dirigentes de diversas fuerzas políticas.

Embed

En sus aspiraciones para este balotaje, los peronistas aseguran que según varias mediciones hay un 10% de indecisos entre los cuales creen que pueden cosechar varios votos, porque hay un porcentaje de voto "tapado" que no va a reconocer que apoya al ministro de Economía, pero que en el cuarto oscuro terminarán votándolo ya sea por alguna afinidad o simplemente por descarte, por disidencia con alguna política de las que impulsa Milei.

"En el balotaje se define todo y todo indica que habrá un voto más racional. Pese a que hay inestabilidad económica, o tal vez justamente por eso, habrá quienes se inclinen por el candidato que les genere algo más de estabilidad y menos incertidumbre con las políticas que pretende implementar y en esa valoración entendemos que Massa puede sacar ventaja", analiza un encuestador local que se dedicó a medir el humor de los mendocinos antes de votar.

Temas relacionados: